Avisar de contenido inadecuado

Un año duro.

{
}

 Meche (Cristina Gastaldi), llora desconsolada mientras su maestra , la eterna Jacinta Pichimahuida (Silvia Mores), la consuela. TAGS:

 

   Queridos Jacintófilos:

                                                         La verdad es que el año pasado los he tenido medio olvidados...Y no se trata de que haya suplantado a mi querido blog por Facebook, porque a ese medio lo urilizo para tareas absolutamente diferentes a las que desempeño aquí. 

                                                           El año pasado, tuve un gran bajón emocional y así como hay escritores que se retiran a cuarteles de invierno cuando sienten que el medio no ayuda  a su inspiración, así dejé yo archivadito mi espacio dedicado a Jacinta Pichimahuida y sus blancas palomitas. No tenía interés en escribir largo, porque había perdido mucho de la la alegría y la esperanza que me animaba cuando comencé con ésto. Sufrí vatios desengaños al ver que el grupo de "Jacinteros" iba quedando en la nada, pero no fue solamente ésto lo que me desinfló...Es más, diría que esto solamente ayudó a que me sintiera un poco más tristona, porque no me deprimí por el decaimiento del blog ni mucho menos. En realidad, lo que tuve (y todavía tengo) es una pequeña gran amargura por las circunstancias por las que está atravesando mi patria. Estuve todo el año sumergida en la política y le presté , en consecuencia, poca atención al universo retro. Pasé de la angustia de ver a mi país en manos de quienes quieren hundirlo, a la casi euforia de una efervescencia cívica que parecía, estaba a punto de cambiarlo todo...Y ya luego vi como la efervescencia comenzaba a decantar, la gente nuevamente a volverse apática y el horizonte a verse gris plomo otra vez. Nuevamente la esperanza se había desvanecido.

 

                                Finalmente, el 2012 se acabó en la misma medianía en la que había empezado...Y desde el punto de vista de lo que le espera, no ya a mi pais, sino al mundo entero, no me permito ser optimista en ese sentido. Como de costumbre , concebí falsas esperanzas, creí en el amanecer...Y me dí los dientes contra la puerta que supuse abierta y alguien cerró de golpe...a lo bruto.

                                  Por consiguiente, queridos jacintófilos, los que queden de antes, los que quieran volver, o quienes se incorporen nuevos, les prometo que este 2013 no los voy a tener abandonados. Voy a publicar periódicamente como lo hacía antes, más que nada porque me debo a ustedes y es infantil e irresponsable el abandonarlos. No dejé de escribir porque deseara cerrar el blog. Eso jamás se me pasó por la cabeza. Simplemente no tenía voluntad de apasar por este querido espacio que ahora retomo.

                                            Un beso grande para todos...¡Bienvenidos otra vez al mundo de Jacinta Pichimahuida!

                                           Vanesa (Nostalgiosa)

{
}
{
}

Deja tu comentario Un año duro.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre