Avisar de contenido inadecuado

Entre palomas y campanas.

   Siempre que se recuerda a "Jacinta Pichimahuida" o "Señorita Maestra", es inevitable oír a alguien exclamar , con claro acento hispánico, si bien muy poco identificable: "¡ Ala, ala, a clase "Blancas Palomitas"!" y tenga alguna evocación cariñosa de Efraín, aquel afable portero sin família, todo corazón que tocaba la campana - y después el timbre - en la escuela más famosa de la república Argentina.

   Efraín...Uno de los personajes más queridos de nuestra telenovela favorita, un adulto con alma de niño dispuesto a ser siempre el oído presto a oír las confidencias más discímiles de sus pequeños protegidos y a tratar de ablandar, aunque no siempre con éxito, los sentimientos de la "seora directora", como él la llamaba, en favor de aquellos hijos adoptivos que la vida le había dado y quienes a veces, le gastaban algunas bromas un poco pesadas. Sentía una ternura paternal por Jacinta Pichimahuida, la maestra recién recibida en quien adivinaba una muy prometedora personalidad en flor y a quien siempre intentaba ayudar en la medida de lo posíble.

   No sabemos a ciencia cierta quién era "Efraín el portero". La única información de la cual disponemos son las propias palabras de Abel Santa Cruz, quien lo nombra apenas como al "gallego que tocaba la campana". Quizá en alguna ignota revista "Patoruzú" se explaye algo más acerca de él, pero poco más es nuestro conocimiento. Por otra parte e indudablemente, el autor consultó a su memoria a la hora de darle protagonismo al personaje en la radio y la televisión. Sabemos feacientemente que era de Galícia, aquella entrañable província española de sólida fe cristiana y tiernos corazones, donde la Muiñeira y la Jota alegran los corazones y los ojos lagrimean al primer atisvo de una emoción, pero donde los hombres y las mujeres saber defender sus convicciones con valentía y fortaleza.  De raza gallega eran muchos hombres y mujeres que cruzaron el oceano para buscar nuevos horizontes en América, ya fuese por motivos económicos o por persecuciones políticas de todo signo y color, las cuales por aquellas tierras apasionadas, nunca faltan. De esa raza era Efraín, quien dejó allá en "a terriña" una madre amantísima, y según una de las versiones de la tira, una mujer y una hija ya fallecidas.  En más de un episodio, Efraín se confesó aventurero, y también en más de un episodio , enfermo y sintiéndose viejo, lloró el recuerdo de aquel pasado lejano, de esa madre a quien ya nunca más vería.

 

 

 

 carolaquionesefrainmedrfu0.jpg

   Por alguna razón u otra, al llegar a Buenos Aires, donde consiguió trabajo en el Colegio Roca, Efraín no rehizo su vida. Se contentaba con pasar sus días en medio de sus "blancas palomitas" - las llamaba así probablemente porque para él sería una novedad el ver llegar un día a los chicos con guardapolvo blanco, disposición tomada por el Ministerio de Educación en tiempos de Hipólito Yrigoyen, en el año 1919 -, bromeando con ellas, lidiando con el mal genio de la directora y , suponemos, que paseando por el barrio céntrico donde le había tocado residir. La vida nocturna de aquellos años era una de las más glamorosas y agitadas del mundo y tenía a dos pasos de la habitación que le servía de vivienda en la escuela, a la calle Corrientes, rutilante , bulliente de vida en esos días. No le faltaría con quien charlar de fútbol y boxeo, pues estaba muy cerca de las casas taller de los señores Tamayo y Cavallasca...En suma, no tenía por qué aburrirse. Pero de cuando en cuando, a Efraín le entraba la "morriña" y ni la más amplia sonrisa, ni las más barullenta algarabía de sus menudos amiguitos lograba reanimarlo. ¿Qué sería de sus rías, de sus verdes montañas siempre húmedas por la incesante lluvia, de las procesiones de pueblo para Semana Santa, de la tranquilidad del campo? Se sentía sólo, aún estando rodeado siempre de gente; y las vacaciones, largas y silenciosas, lo deprimían aún más.

   En las versiones televisivas, Efraín (sobre todo el de la versión Medrano) tiene un protagonismo insoslayable. Siempre defiende las inciativas de su maestra favorita - Jacinta, por supuesto - y llega con ella a un muy alto grado de complicidad. En los años 70', Efraín sería un personaje muy activo, quien incluso acompañará a los chicos y a la maestra a sus vacaciones de verano en Mar del Plata (dudo mucho que este haya sido el caso del Efraín real) y los ayudará a resolver varios misterios rayanos en lo policial, cmo cuando logra, con Jacinta, desbaratar una banda de ladrones cuya guarida se situaba cerca de "la Feliz" y en otra oportunidad, encarcelar a una falsa adivina, quien tenía engatusadas a Meche y a Carola.

      Pero pensemos por un momento...¿Qué habrá sido del verdadero Efraín? Ya era viejo en loa años 20'. Habrá fallecido cuando mucho, en los 30...¿Dónde habrá vivido después de que no pudiera ya trabajar? ¿Lo habría recogido algún asilo? Consideremos el hecho de que no tenía família y la inexistencia de la jubilación hasta los años 40'.  Quizá pudo ahorrar y hacerse alguna casita en las afueras, o comprar un departamento pequeño cerca de la escuela...pero ¿y cuando ya no le fuese dado valerse por sí mismo? ¿Quienes habrán asistido a su entierro, si no fue el de un "pobre de solemnidad"?

   ¡Tantos destinos como el de Efraín el portero hubo y quizá aún haya! Pero Efraín tuvo, al menos la suerte de ser recordado por una de sus "blancas palomitas" y de no morir del todo, gracias a la televisión y a nuestra memoria.

   No dejemos de evocarlo, en el moment de escuchar sonar el timbre del recreo al pasar por alguna escuela. Nunca.

 hector00081.jpg  hector00071.jpg  

 

   Vanesa.

 

FOTOS: 1- Vicente Ariño (Efraín de la versión Salazar- años de 1960) 2- Carlos Pamplona y Miriam Antelo encarnando a Efraín y Carola Quiñones en la versión Medrano de los años 70' (Revista de fotonovela: "Jacinta Pichimahuida" Sección posters) 3- Carlos Pamplona (Efraín versión Medrano) junto a Graciela Cimer (Etelvina Baldasarre, misma versión). Fuente: Revista de fotonovelas "Jacinta Pichimahuida".4. Héctor Fernández Rubio (Efraín versión Lemercier) en compañía de Cristina Lemercier - Versión 1983 (Foto autografiada para Rodrigo ventura. Debajo, se lo ve a Efgraín solo con el conocido cartelito "Las Malvinas son Argentinas) 5- Héctor Fernández Rubio y Patricia Castell (La "Seora Directora" de "Señotita Maestra"); debajo, una vez más lo vemos a rubio, pero esta vez con Omar Lefosse, haciendo de Palmiro Cavallasca en los años 80'. Este último set de fotos, es gentileza de Rodrigo Ventura. Tres de ellas, corresponden al álbum de fotos "Señorita Maestra" .

CURIOSIDADES: Solamente Vicente Ariño era de orígen gallego, pues Carlos Pamplona , si bien había nacido en España, vio la luz en las Vascongadas. En cuanto a Fernández Rubio, es argentino y de hecho, muy poca gente lo sabe. Imitaba tan bien el acento de la península que llegó a tomárselo por hijo de las tierras galaicas.

 

Comentarios Entre palomas y campanas.

Vane: Héctor Fernández Rubio está laburando en una obras de Muscari que se llama Escoria ¿lo sabías?
besos
Ricardo Ricardo 22/11/2009 a las 02:27
Hola, Ricardo:

                                               Gracias por apuntar acá el nombre del autor de la obra. Sabía que nuestro querido "Efraín" estaba trabajando en "Escoria", porque lo dijo en un almuerzo de Mirtha Legrand, hace no mucho tiempo. Me quedó lo de "Escoria" por ser un nombre...¿Cómo decir...? Peculiar. Ignoraba que fuese de Muscari: ¡Gracias por el datito!

                                                     Vanesa.
Salute la barra...!
Vane, con respecto a las fotos de Efraín, no me pertenecen a mí; yo las bajé de internet. Por eso cuando leí el pie de página donde dice "Foto autografiada para Rodrigo Ventura", dije: "noooo...!". Ojalá la tuviera autografiada para mí!!

siguiendo con el tema Efraín, hace unos años lo escuché en un reportaje en televisión donde decía que cuando lo convocaron para el papel de Efraín tenía nada más que ¡¡38 años!!!, y le tocaba personificar a un viejo de 70. Por eso, para dar el aspecto de anciano tenía que caminar dando pasos cortitos y casi arrastrando los pies; lo que le trajo problemas en la columna que le duran hasta el día de hoy.

Otro tema: Quiero sacarme una duda para saber si estoy equivocado: ¿puede ser que la última temporada de Señorita Maestra, en lugar de llamarse así, le hayan puesto: "Séptimo grado, adiós a la escuela"?

Saludos a todos!!

Rodrigo Ventura Rodrigo Ventura 23/11/2009 a las 17:36
Hola, Rodrigo:

                                         Gracias por la aclaración; la verdad, no entendí bien la letra y no estaba bien segura de que se tratara de una foto autografiada dedicada a vos. Ahora queda claro.

                                           Sí, yo también escuché ese reportaje de Efraín y lo cité ,de hecho acá, en algún "¡Vaya, por Dios!" . La primera vez que lo oí, me quedé sorprendida...El que su personaje haya terminado trayéndole problemas de salud es de lo más extraño. Pero algo similar le sucedió a Miguel Angel Solá al protagonizar durante mucho tiempo al célebre "Hombre Elefante". Casi no podía caminar derecho el pobre, y además, tuvo serios problemas de personalidad que solamente le pudo solucionar un psicólogo.

                                             Efectívamente: la última temporada de "Señorita Maestra" llevó por título "Séptimo Grado...Adiós a la Escuela", como también lo dijimos varias veces por acá. No funcionó muy bien con el rating, aunque Romay había apostado al proyecto todas sus bazas. Concibió el nuevo ciclo en forma de unitarios e incorporó un nuevo personaje para hacer de rival de Etelvina Baldasarre: la archimalvada, recontramillonaria y rubia María Pía Ordoñez, protagonizada por María Noel Miranda. No he podido hasta la fecha , encontrar ninguna foto de ella, lo cual, lo reconozca, me frustra profundamente.

                                                  Un beso
                                                   Vane.
Otra vez yo!
les dejo otro video de señorita maestra, justamente donde Héctor Fernández Rubio comenta lo del problema en la columna que le trajo el personaje de Efraín:

http://www.youtube.com/watch?v=K4GaG2sWUjg

Rodrigo Ventura Rodrigo Ventura 25/11/2009 a las 00:00
Hola, Rodrigo:

                                             ¡Se agradece por los enlaces! Yo había escuchado ya esos reportajes , y los videos son geniales, especialmente ese en el cual se ve a los "chicos" ya adultos comentando su paso por la serie. No los colgué yo antes acá...porque (me da vergüenza reconocerlo) ¡No sé colgar videos! Jajaja. Bueno, pero no se preocupen, ya aprenderé, como he ido aprendiendo pasito a paso el difícil camino de la "técnica computadoril".

                                                Un beso
                                                Vanesa.

Deja tu comentario Entre palomas y campanas.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre