Avisar de contenido inadecuado

Jorge Barreiro; un actor con clase.

{
}

 

 

 

   Hace muy poquito se nos fue y todavía se nos hace un nudo en la garganta al recordarlo.

      Para los de  mi generación el fue el papá de Etelvina Baldasarre en "Señorita Maestra", aquel señor pulcro y atildado, distinguido profesional de la medicina perteneciente a una platuda familia tradicional porteña, que sin embargo se mostraba sencillo como el que más cuando de educar a su pretenciosa hijita se trataba. Yo tenía un muy vago recuerdo del mismo personaje interpretado por Horacio O'Connor en los 70' e ignoraba hubiese habido un primer señor Baldasarre en los 60', pero en aquel entonces, aquellas cuestiones no me inquietaban. Todavía no me habían sacudido las ansias de ir hacia atrás. Cuando se es chico, únicamente se vive al día y el presente y el futuro poco dicen a quien tiene la vida por delante.

   Pero yo y muchos pibes de mi edad, nos sentabamos cada tarde , a las seis, ante el televisor para ver "Señorita Maestra" y nos atraía singularmente   el Doctor Luis Baldasarre, un hombre buen mozo, de impecables modales y una bondad a la par o aún mayor que tales atributos. Lógicamente ignorabamos la larga trayectoria actoral de quien  en ese momento y para nosotros era únicamente "el papá de Etelvina".

 

   Jorge Luis Barreiro nació el 14 de marzo de 1930 y era porteñísimo. Vio la luz en Parque Chacabuco y desde muy pequeño manifestó deseos de ser actor. En esto, era parecido a Juan Carlos Altavista, el inimitable "Minguito", quien hizo sus primeras armas en la actuación desde niño. Barreiro estudió , pese a provenir de un hogar no muy pudiente, con Juan Francisco Giacobbe y Hedy Crilla.  Esos estudios le permitirán debutar por el teatro clásico. En 1962, reemplazará Guillermo Hebling en  el clásico argentino "lLas de Barranco", de Gregorio Laferrère y muy poco después se pondrá en la piel de uno de los personajes de otra obra inmortal, esta vez de Tirso de Molina e hispánica: "El caballero de las calzas verdes" . También se lo verá en una pieza de Alberto de Zavalía "La luz ajena". Apenas un año más tarde, en 1963, aparecerá por primera vez en el cine, para más seás en una película aún no estrenada, "Lucía", de Martín Clutet. A partir de allí, los habitués a las salas de todo el país y Latinoamérica, verían su rostro una y otra vez, hasta hacérseles queríble, pero por sobre todas las cosas, aquel salto a la pantalla grande, lo empujaría a la chica, un ámbito que haría suyo por años sucesivos.

   Jorge Barreiro sería catapultado al estrellato desde "El amor tiene cara de mujer", un éxito televisivo de 1964 , cuyo excelente guión pertenece a Nené Cascallar.Todavía no había  obtenido el tan ansiado protagónico, pero la suerte le tocó la frente en "Cuatro Hombres para Eva" , donde compartirá la cabeza del elenco con Rodolfo Bebán , José María Langlais y Eduardo Rudy.

    No menos importante será la incursión de Barreiro en el teatro, su primer amor. Trabajará en "Las Amorosas", de Barillet y Grédy (1965/1966), "Los días felíces" , de André Puget (1967) , "Mi querida Parentela" de Alan Ayckbourn (1968), "El cumpleaños de la Tortuga", de Garinei y Giovanini (1969) , "¿Quién soy yo?" de Juan Ignacio Luca  de Tena (1970), "Los Giles", de Alfonso de Paso (1973) y otras muchas obras donde hizo discreta figura a juzgar por las crónicas de espectáculo de la época.

   También se atreverá Barreiro con el cine. Actuará en "Con gusto a rabia", de Fernando Ayala (1965) , en "Castigo al traidor" (1966), "Juan Manuel de Rosas" (1972), las dos últimas de Manuel Antín , "Psexonálisis" (1968) de Héctor Olivera ," Joven, viuda y estanciera" (1970), de Julio Saraceni , "José María y María José" (1973), de Rodolfo Castamagna y "Los gauchos judíos" (1975), de Juan José Jusid . En estos tiempos, Jorge Barreiro comenzará a incursionar en papeles menos "serios" si se quiere, pero que no contribuirán menos a su fama. Fue, por ejemplo galán de Isabel Sarli en algunas de las películas de la pionera del desnudo femenino en Argentina -todas con dirección de Armando Bó- y se lo verá en "Furia Infernal", "Intimidades de una cualquiera" , "El sexo y el amor" , "El último amor en Tierra del Fuego" , "Una viuda descocada" e "insaciable". En una concepción decididamente más decente, pero igualmente naif, será el papá de Andrea del Boca en "Había una vez un circo" (1972), de Enrique Carreras, donde compartiría cartel con Gaby, y Miliky, dos de  los payasos españoles que tanto éxito cosecharon en todos los países de habla castellana. Después, intervino en una película de la saga de Olmedo y Porcel, "Los doctores las prefieren desnudas" (1973), allí hará de un prestigioso médico (como lo será en un futuro el doctor Baldasarre)  , el hermano en la ficción de Jorge Porcel,   doctor Ignacio Barragán Iglesias, de quien el carismático "gordo" usurparará el nombre ; a partir de esa situación, surgirán una serie de malentendidos al cual más disparatado. Aquí, sobresalen los guionistas, Hugo y Gerardo Sofovich. Aparecerá además en otra película de la dupla Porcel-Olmedo, aunque ahora, con guión de Cahen Salaberry: "Hay que romper la rutina" (1974) 

 
   Sin embargo, Barreiro nunca abandonará la televisión. Lo verán pasar "Show Rambler" (1965), "Candilejas" (1965), el citado teleteatr "Cuatro Hombres para Eva" (1966), "Mariana" (1966), "Sin palabras" (1979), "La Historia de Celia Pirán" (1972), "Rolando Rivas, taxista" (1972) , "Papá Corazón" (1973), "Ese hombre prohibido" (1977), "Una promesa para todos" (1977), "Novia de vacaciones" (1979), "Los hijos de López" (1980), "Stefanía" (1981), "La búsqueda" (1982), "El Oriental" (1982), "Señorita Maestra" (1983), "Séptimo Grado...Adiós a la escuela" (1985), "No es un juego vivir" (1985), "la viuda blanca" (1986), "Amor prohibido" (1986), "Dos para una mentira" (1986), "Quiero morir mañana" (1987), "Amándote" (1988), "Esos que dicen amarse" (1993), "¡Hola, papi!" (1995), "Zingara" (1996) y finalmente, "Sólo y conmigo" (2000).
 
   Seguramente nos dejamos muchas interpretaciones de Barreiro en un rincón de la memoria e igualmente en algunas peliculas y series de TV donde el actor aparece  brevemente  incluso en aquellas en las que Barreiro consiguió el protagónico aunque sin haber dejado en los espectadores, tan honda huella cmo en las citadas anteriormente.

 

.  Exprimiendonos el cerebro recordamos "Esquiú, una luz en el sendero", de Ralph Pappier (1965), "Hotel alojamiento" (1966) de Fernando Ayala, "Mi secretaria está loca, loca, loca" (1967), de Alberto Dubois, "¡Esto es alegría" (1967), de Enrique Carreras, "Cuando los hombres hablan de mujeres" (1967), de Fernando Ayala, "Matrimonio a la Argentina" (1968), de Enrique Carreras, "La Cama" (1968), de Emílio Gómez  Muriel, "En una playa junto al mar" (1971) de Enrique Cahen Salaberry, "Estoy hecho un demonio" (1972), de Hugo Moser, "Allá en el Norte" (1973), deJulio Saraceni, "Siempre fuimos compañeros" (1973), de Fernando Siro , "¡Quiero besarlo, señor!" (1973), de Hugo Moser, "Morir por nada" (1974), de Ricardo Defilippi, "Te necesito tanto, amor" (1976), de Julio Saraceni , "Las aventuras de Pikín" (1977), de Alberto Abdala, "La mamá de la novia" (1978), de Enrique Carreras, "Comandos azules" (1980), de Emilio Vieyra, "Ritmo a todo color" (1980), de Máximo Berrondo  y "Delito de corrupción" (1991), de Enríque Carreras, entre otras.
  
   Después de su última aparición ante cámaras en el año 2000, Barreiro comenzó a sufrir de un proceso depresivo, que si bien no llegó a revestir gravedad clínica, lo fue llevando gradualmente a un abandono cada vez mayor de su persona y a una casi total indiferencia por el mundo que lo rodeaba. Muchos de sus mejores amigos habían fallecido ya, y al parecer, se sentía muy solo. Ya había pasado por una etapa depresiva en los años 70', después de la muerte de su madre, y se comenta que tenía un carácter algo fuerte. Eran bien conocidas en el medio artístico, sus explosiones de genio y sus sonadas peleas con gente del ambiente. Solía verselo hasta no mucho tiempo antes de su muerte en cuanto estren teatral se presentase y casi siempre en compañía de alguna buena amiga de los viejos tiempos como Libertad Leblanc, Diana Ingro o la locutora  Edith Boado.
 
   Jorge Barreiro murió el 24 de marzo del 2009 , a los 78 años, de resultas de un mal cardíaco que le venía haciendo la vida impsíble desde hacía mucho tiempo.
 
   Pero ésto resulta una paradoja...  es a nosotros a quienes nos duele el corazón aún al recordar aquella demasiado temprana muerte. Etelvina Baldasarre se ha quedado sin padre, y la pantalla sin una figura de lujo, que si no era un genio de las tablas, hacía fina figura y era el infaltable galán de aquellos viejos teleteatros, deleite de nuestras madres y abuelas.
 
                    Vanesa.
 
FOTOS: 1. Jorge Barreiro en sus tiempos de galán. Fuente: internet 2- Jorge Barreiro y Andrea del Boca en "Había una vez un circo", (1972), de Enrique Carreras. Fuente: internet. 3- Jorge Barreiro como el Doctor Luis Baldasarre en "Señorita Maestra". Fuente: fotograma propio tomado de Youtube.
 
   
 

{
}
{
}

Comentarios Jorge Barreiro; un actor con clase.

Vane,

La verdad que coincido con vos, para los de nuestra generación (los de 30 y pico) Jorge Barreiro es sinónimo de "Señorita Maestra". Después de finalizada la tira, cada vez que yo veía a Jorge Barreiro en la TV, automáticamente me venía a la mente la frase "el papá de Etelvina"...

Un beso!!
Rodrigo Ventura Rodrigo Ventura 25/08/2011 a las 09:05
Hola, Luis:

                                   Gracias por tus palabras. Fue una responsabilidad muy grande escribir esta sinopsis sobre la vida y la carrera de Jorge Barreiro por tratarse de una figura muy querida en el ambiente y sobre todo, apreciada por una generación tras otra de espectadores. Gracias también pr tu aprte sobre "Una promesa para todos".

                                         Ahora tengo que escribir una semblanza sobre Rey Charol y no encuentro casi nada acerca de su vida. Es una vergüenza la ausencia de material sobre este otro grande del espectáculo argentino.

                                         Un beso

                                          Vane.





Deja tu comentario Jorge Barreiro; un actor con clase.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre