Avisar de contenido inadecuado

Jacinta Pichimahuida ya tiene su blog

Estimados Amigos:

                                                 Soy un poco tímida, por lo cual nunca creí que me iba a atrever a hacer ésto. Pero luego, me dije a mi misma que no había más remedio.

                                                   Jacinta Pichimahuida es un personaje entrañable para tres generaciones de argentinos que crecieron junto a ella, tomando la leche ante el televisor. La primera de ellas, desembarcó en nuestros hogares en 1966, por la pantalla de Canal 9, y la encarnaba Evangelina Salazar. Cuando ésta se retiró del programa en parte para casarse y en parte para integrar el elenco de la "Pícara Soñadora", también de Abel Santa Cruz, el autor de Jacinta, la actriz Silvia Mores (nieta de Mariano Mores y madre de Mariana Fabbiani), prestó a Jacinta su cuerpo y su rostro. Me resta por averiguar cuando salió al aire el último capítulo de esta primera versión, pero calculo habrá sido hacia 1969, porque todos los ciclos de Jacinta Pichimahuida solían durar unos tres años.

                          Sin embargo, la maestra mítica no nos abandonaría por mucho tiempo. Volvería de la mano de la dulce y sonriente María de los Angeles Medrano, también por la pantalla de canal 9, en 1974. Me atrevería a decir que ésta versión fue la más taquillera y la de mayor nivel actoral de los tres ciclos argentinos. Conoció , como diríamos hoy, donde los términos extranjerizantes predominan, un sorprendente "merchandising": una fotonovela con posters en color de los diferentes personajes, una temporada teatral en Mar del Plata, una película ("Jacinta Pichimahuida se enamora") , remeras con las fotos estampadas de cada uno de los alumnos de Jacinta y hasta una versión del programa para las vacaciones. Se llegó a crear "El Club de Jacinta Pichimahuida", con carnets para socios y todo.  Como su antecesora, Medrano tampoco terminó el ciclo, sino que se retiró para encarar otros proyectos actorales y dejarle el puesto de Jacinta a la que encarnara a Etelvina Baldasarre, la alumna más engreída y malvada del salón de clases, la actriz María del Carmen Valenzuela. Sin embargo,  en la película y la fotonovela, el rostro de Jacinta Pichimahuida, siguió siendo María de los Angeles Medrano. El ciclo terminó en 1977, año del estreno de la película.

                                  La tercera versión argentina y última, fue la de Cristina Lemercier . Salió al aire en 1983 (algunos dicen, fines de 1982) y duró tres años , como sus antecesoras.  Apareció por primera vez en la pantalla de ATC , aunque luego, se mudó al viejo Canal 9, donde terminó con el nombre de "Séotimo Grado...adiós a la escuela". Esta fue la versión que yo ví, aunque con discontinuidad.

                                     Mi decisión de armar este blog es la ausencia de uno parecido en toda la web. No hay casi información sobre ninguna de las versiones de Jacinta Pichimahuida, y ni hablemos de fotos. Esto es más imperdonable si se tiene en cuenta que ésta historia, escrita por Abel Santa Cruz, fue VERDADERA. Jacinta fue su maestra de la escuela primaria, y los personajes que aparecieron por TV , encarnando a los alumnos, sus propios compañeros entre 1923 y 1926. Todo esto está magistralmente relatado en "Cuentos de Jacinta Pichimahuida" , publicado por el famoso autor en 1966. También hace referencia a ella en los artículos quincenales de la revista "Patoruzú" hacia fines de los años 40', donde escribió por entregas, "Historias de Jacinta Pichimahuida", bajo el seudónimo de Lépido Frías.

                         En la actualidad, estoy escribiendo un libro sobre la Jacinta real y las tres versiones televisivas. Voy a compartir con ustedes, toda la información y las fotos posíbles sobre Jacinta Pichimahuida y sus alumnos. Espero que ustedes tengan algo para compartir también.

                            Como presentación que baste ésta:

                            ¡HAS-TA MA-ÑA-NA SE-ÑO-RI-TAAA!

                            Vanesa (Nostalgiosa)

Comentarios Jacinta Pichimahuida ya tiene su blog

Hola Vanesa. Te felicito por el blog. No podía ser de otra manera. Y después de haber dialogado tantas veces en La Coctelera, no podía dejar de visitarte en tu propia casa.
Si podés agregar en el reparto de Señorita Maestra, versión Lemercier, a Patricia Castell, la directora, la lunga como era llamada por los chicos. Ahí va uno de mis recuerdos. Cuando Canuto se metió adentro de una caja en la sala de música, mientras Catalina tocaba el piano y la directora entró a escuchar como tocaba, sacó unas manos enguantadas negras que produjo un grotesco desmayo de Catalina y la directora. Los pibes decían que con lo lunga que era, ocupaba todo el suelo.
Un dato mas. Claudia Rucci trabajó en el papel de hija mayor de Alberto Martín en la telecomedia "Crecer con papá". La hija mediana era Teresita Lladó (qué linda que era!!!) y la mas chica, Lorena Paola. Y el noviecito de Lorena Paola, de quien ella dijo que se parecía a Arnold, era nada menos que Marcelo Fabián (Rodríguez)
Hasta la próxima. Saludos
Juan Juan 09/07/2008 a las 19:54
Hola a todos , con agrado encuentro este blog , buscando informacion sobre Laura Tuny,  queria felecitarte Nostalgiosa, por lo que le dedicas a este espacio,particularmente yo era fans de la Jacinta de los años 80 en ATC, (que hermosos recuerdos, con mi merienda y mis "KALKITOS", se acuerdan de ellos), hoy con 39 años tengo los recuerdos mas lindos por que integraban parte de nuestro mundo imaginario, un mundo lejano si los comparamos con los de hoy.
Bueno , nada mas, si hoy tienen alguna informacion (actual) de Laura , me gustaria me la pasen.
Y por este medio saludo a todos aquellos Fans de aquella epoca que supimos seguirlos y que sigue les sigue latiendo el corazon cuando leen lo que tambien ha logrado plasmar Nostalgiosa.

Cuidense
Sergio
SERGIO SERGIO 10/07/2008 a las 16:59
Hola, Juan:

                                 Gracias por los elogios...Pero decime, che ¿No la agregué a la directora en el elenco? A mí me parece que sí, pero igual voy a chequear. Si falta, la voy a poner. ¡PROMETIDO! Me alegra que te guste este blog. Trato de hacerlo con todo el cariño posíble.

                               ¿Cómo no me voy a acordar de ese episodio de los desmayos? Yo no soportaba a la señora Matateu. Una persona no puede ser tan idiota. Bueno, mi abuelo me cuenta que el tenía un profesor parecido, tan idiota, que una vez llegó a creerse el siguiente camelo: los alumnos habían puesto una bomba en su escritorio. Esta iba a estallar a las 10.30 de la mañana. Los dos alumnos de la primera fila hablaban entre cuchicheos en los siguientes términos:

-Ché...¿Trajiste la bomba?

-La puse ahì en el escritorio del profe, programada para estallar a las 10.30..

  El hombre comenzó entonces a mirar el reloj cada cinco minutos y 10 y 25 de la mañana, se retiró del aula corriendo, pretextando no sé que pavada. Todo el mundo se largó a reír. Vino a hacerse cargo de la clase, el profesor de Educación Democrática, quien retó buenamente a los chicos diciéndoles:

-Ché...¡Tratenlo bien al profezor Brazezco! - el otro era ceceoso - ¡Me cuenta que cada vez que tiene que venir a dar claze con uztedez le agarra diarrea!

   Como ves, en todos los tiempos se cocieron habas. Y no hablamos de la escuela primaria, precísamente. Mi abuelo estaba en segundo año de la secundaria cuando esta historia tuvo lugar. Tenía 14 años. Corría el año 1936. Ciudad de Rosario.

   No me acordaba de que a la directora le decían "la Lunga". En el libro y la segunda versión de esta novela, le llamaban "La Lunga" a Carmen Caricati.

Vanesa.

Hola, Sergio:

                                      Creo poder ayudarte en algo.

                                      Laura Tuny grabó un CD de música "pop" Latina o algo similar. No soy entendida en este tipo de ritmos. Su carrera parece marchar viento en popa. Si ponés su nombre en el buscador de Youtube, vas a encontrar un reportaje de ella y algo de sus canciones.

                                       Y de yapa, te paso la dirección de su sítio:

                                       www.lauratuny.com 

                                       ¡Tiene un intro de lo más modernoso! jajaja

                                       Saludos y suerte
                                       Vanesa.
Hola Vanesa ,
Gracias por la data , te digo la verdad? , me entretengo leyendo a todos ,no tiene desperdicio nada de lo que escriben " hasta las peleas" jeje.Con respecto a varios comentarios de "Humi o Humor" , en casa se compraban siempre ( las dos )Humi me parecia espectacular , pero particularmnte yo sentia que "Humor" le daba con un caño a bala , pero en el fondo ( hoy despues de tantos años) estoy seguro que los que criticaban se comian el programa entero de carlitos.
Te mando un saludo Vanesa y otro para el resto de la gente y gracias nuevamente por traer el recuerdo del chico ( que nunca dejare de serlo )
Sergio
SERGIO SERGIO 11/07/2008 a las 18:23
Perdón, Vanesa. Sí pusiste a Patricia Castell. Es que en ese momento de la lectura solo me funcionaban las neuronas motrices.
Yo no sabía que a Carmen también llamaban "la lunga", pero en la versión Lemercier ella era la más alta de las chicas (y más que muchos chicos), con lo cual han seguido la misma línea. Saludos a todos y también a Brazezco y a Matateu.
Otra cosa. Recuerdo que Canuto Carsio (Gabriel González) no apareció por una buena temporada. Se intercedió por él para que volviera porque había sido echado. Jacinta le dijo a Clavelina si no recordaba que su hermando había soltado una rata en clase. Eso se mostró? La echada de Canuto se mostró? Saludos.
Juan Juan 12/07/2008 a las 00:36
Hola, Juan y Gus:

                               En un momento se vio lo de la rata, pero no   sabría decir lo de la expulsión. Fue un capítulo que no vi. Si recuerdo que a veces, Canuto aparecía jugando con su antíguos cmpañeros de clase en el barrio y que después regresó. En la versión Madrano, eran los propios padres de Canuto quienes lo cambiaban de escuela a causa de las quejas recibidas por la conducta de su hijo. No lo echaban...Y regresaba en séptimo grado.

                                 Yo antes creía que González salía de la serie por compromisos laborales (como dice Gus,  en esos interregnos se lo veía actuando en otros ciclos, sin anteojos), pero cuando supe que en la versión Medrano también estaba uno tiempo sin aparecer, comprendí que era una exigencia del libreto y fue así por lo menos en las dos últimas versiones argentinas. Santa Cruz no menciona en su libro la expulsión del compañero (aunque tal vez sí lo haga en los relatos de la revista "Patoruzú"), y quizá no haya existido en la versión de Salazar. En la mexicana, "Carrusel", su personaje, Pedro Guerra, sigue hasta el final, sin ninguna expulsión.

                                        Voy a seguir investigando el tema.

                                         "Franti" era espantoso como personaje. Apenas se podía creer que hubiera un pibe tan jodido. Canuto era tremendo pero versión más livianita..."Light" diría hoy la gente.

                                            Vanesa.
                                         
Gracias Vanesa. Siempre completando las lagunas del desconocimiento.
Coincido con vos respecto de Franti. Pero también estaba Garron, un Palmiro Cavallasca antiguo, grandote también pero con cabeza rapada, que dio una buena trompada al turro de Franti y lo hizo dar dos vueltas como había prometido que haría al que siguiera molestando a un chico rengo, si mal no recuerdo.
Y el niño aplicado del libro Corazón, Deroso, podría ser el Tito Zabaleta de Jacinta. Seguramente habrá más similitudes.
Pero con esto no quiero decir que Abel Santa Cruz se haya basado en la obra de D' Amici. Por el contrario, esto significa que los Canutos, Frantis, Titos, Palmiros, Garrones (que feo que sonó) Derosos, Siracusas, Tamborcillos Sardos, Etelvinas....., existieron siempre.
Saludos a todos y es un verdadero placer leer y escribir (y contar con el contador y que las lapiceras 3 0 3 eran una m....) en este blog.
Juan Juan 15/07/2008 a las 01:05
Hola, Juan:

                               Coincido con vos en que siempre habrá estos tipos humanos, algunos agradables, otros no tanto...y en que las lapiceras 303 eran realmente una m... :-P :-D

                                    Vanesa.
Gracias por la proposición, Alvaro. Me gustaría abrir un foro, pero por el momento estoy a cuatro manos con los datos para el libro, el blog y otros proyectos...¡Pero en cuanto me libere un poco te chiflo y vemos! Jajaja

Vanesa.
Hola, soy un sujeto retroactivo, anclado, con muchos y bonitos recuerdos en "Señorita Maestra".

Magnífico blog, qué agradecido estoy con vos Nostalgiosa. No hay palabras para tu trabajo tan bonito.

Ojalá y reuniéramos a esos tres elencos, 1966, 1974 y 1982. Un tema de interés cultural para Latinoamérica. Claro, ¿por qué no?

Muchos saludos.

Marino, Costa Rica.
Marino Marino 01/12/2008 a las 19:57
¡Hola, Marino!:

                                      ¡Bienvenido a bordo! Se hace lo que se puede. Ojalá podamos reunir a esos dichosos tres elencos. Se lo debemos a la Argentina y al resto de Latinoamérica , que disfrutó viendo esta serie tan linda y emblemática.
Me emocionan mucho tus palabras porque se siente muy bien dentro del corazón cuando alguien nos dice que "está agradecido con nosotros" . Me gustaría que puedas seguir diciendo lo mismo en los meses que sigan. Si no me quedo corta de materiales, este blog está llamado a crecer y crecer.

                                        Vanesa.
La idea de relanzar una cuarta versión de Jacinta es bastante buena, ¡qué bonitos recuerdos aquellos! Espero  que ante los nuevos tiempos e incluyendo los puntos comunes que nos unen a todos los latinoamericanos, nos presente una buena propuesta de Señorita Maestra para plantear ideas con el fin de regenerar a una futura camada de adultos que debamos tener o por lo menos proponerla en esta versión, quienes tengan esa responsabilidad en Argentina. Es presentar una variante llamativa, tomando el aspecto temporal, ojalá no se olviden de los cánceres sociales que vivimos, y que hay algo mejor que reproducir esos "valores" políticos, sino los que verdaderamente vivimos y los que necesitamos.
De verdad, que en muchos países latinoamericanos muchos niños viven al margen del sistema y también al margen de las facilidades. Su condición de niñez se encuentra totalmente ausente. Hambre real -pero de verdad-, condición indigente y de huérfanos, vendedores ambulantes, ausencia de escolaridad básica, abusos de todo tipo,y cuántos trabajan en vez de estar estudiando, cuántos nunca han conocido un bendito juguete en toda su vida y ni apenas empiezan a disfrutar, sino a asumir responsabilidades callejeras, entre otros.
Por otro lado el tema de la niñez latinoamericana también se ha vuelto un asunto académico, y de ahí no pasa, pero sin atender una vocación realmente humanista y con sensibilidad social, en vez de quedarse en las aulas. En muchos casos, los señores de la ONU: muy buen muchas gracias y ganándose los buenos sueldos... y sin llamar a otros que tampoco cantan nada mal por su ausencia de atención.
Frente a educaciones politizadas en Latinoamérica, lo digo porque las versiones educativas estatales en primaria y en secundaria mete muchísima mano la política y nos hacen consumir versiones tan oficiales de una historia malversada, de analfabetismo intercultural y hasta racista, de esnobismos, entre otros. 
A mi en lo personal, creo mucho en Señorita Maestra porque sí pudo transmitir muchos valores que yo aun recuerdo hasta hoy, como por ejemplo de solidaridad continental con Argentina y el asunto de las Malvinas, y si alguien quisiera podría diseñar valores actuales para una próxima versión, lejos de esos corruptos inmorales, que se creen "cultos" y que se creen que reparten "la cultura".
Lo mío es sólamente un comentario muy personal, nada mas eso, y simplemente.
Aquí me recordé de algo para dejárselos a todos ustedes amigos de Jacinta. Marino, Costa Rica. Saludos.
http://es.youtube.com/watch?v=a4OCNrZsRX8
Marino Marino 04/12/2008 a las 16:47
Hola, Marino:

                                      Será un comentario personal, pero muy válido. Todo lo que señalás es totalmente real. Son verdades insoslayables que alguien tiene que señalar.
                                       Vaya una felicitación por tu increíble valentía.

                                        Vanesa.
¡Pura vida!, muy querida Vane. Lindo y realmente nostálgico tu blog.
De verdad que sería nostálgico soñar con esa cuarta versión. Ahora que mi comentario anterior es propio, por si acaso me llueven los palos. Bueno, que me lluevan a mi, por mi boca. Lo bueno de Señorita Maestra es que nos presentaba a nosotros, los niños de ese tiempo: la reproducción de una sociedad plurirracial, abierta, y con el fin de prevenir a las futuras generaciones acerca de los complejos y de los juicios de valor sobre esas diferencias. Eso sí era notorio en la clase.
Lo otro es que como en Latinoamérica somos tan buenos para producir y fabricar hijos al estilo Ford mandando a los pobres hacia la desatención -antagoniza con lo que demandan otros países que envejecen rápido- bueno, de esa cualidad tan prolífica, ja, ja... "cualidad..." pues, es bueno saber qué debemos proponerle a toda esa población en edad infantil, especialmente, a través de la Jacinta -valores alternativos- y no precisamente los de esos políticos y su modelo oficial educativo.
Mil disculpas a todos si no ando muy enterado del asunto. Aunque la verdad quisiera respetar fielmente el libro de Santa Cruz. Pero, sólo una preguntita para vos Vane, o a quienes interese, y es que, si a vos te dejaran incluir en una próxima versión de Jacinta a un estudiante representativo del contexto social en la actual Argentina.
1. ¿Incluirías en el elenco a un estudiante de la población que inmigra en la actual Argentina con sus respectivas familias de procedencia?
2. O no sería necesario, pues no hay una población inmigratoria tan representativa en la Argentina actualmente, que cabría introducir, como para incluir a un niño así. Bueno, es que yo no ando muy enterado acerca de tu país. Desconozco. Por ejemplo, en mi país, sí hay una gran población inmigratoria nicaragüense que arriba por razones laborales y por necesidad.
3. ¿Y de qué nacionalidad debería de ser ese muchacho, obviamente: un niño que hablaría dentro de la clase de Jacinta sin el acento característico argentino, o bien tal vez pueda hablar con el acento argentino si es que ya nació allí y creció allí.
Es sólo una preguntita de curiosidad.  Un saludo, y ahí me disculpan.
Muchos saludos para ustedes, Marino; Costa Rica.
Marino Marino 05/12/2008 a las 02:41
De lo anterior, obviamente es una suposición. Y sino estoy alucinando.
Vaya por donde sea, pura vida.
Saludos.
Marino Marino 05/12/2008 a las 03:18
Quería reiterar, pero además agregando algo más...
Una vez que tuve la oportunidad de hablar con Alejandro Jarak, "Strabucco", él antes de despedirse de mi, me dijo que yo podía volver a llamar cuando quisiera otra vez. Su amabilidad fue sobrada y su atenta cordialidad. De verdad, gracias a vos Alejandro, desde Costa Rica, pura vida.
En la otra que llamé a Omar Lefosse "Palmiro" también me dijo que podía volver a llamar cuántas veces quisiera, así de esa forma me lo dijo. Gracias también a vos Omar. Pura vida para vos.
En la otra cuando fue con Gracielita Clusó "Carmen", su dulzura se notaba. Además me dijo que se alegraba que yo tuviera tan lindos recuerdos de "Señorita Maestra". De verdad, Gracielita, gracias también a vos: esperamos aquí tu obra en Costa Rica para cuando que te presentés.  Saludos, pura vida. ¿Sabías que San José tiene una alta densidad de compañías teatrales por área y habitantes?
Estos no son elogios baratos. De verdad, ellos son lo que son. Me atendieron de una forma especial, y por lo tanto, creo yo, y desde mi país, que se merecen que yo lo comparta en este blog.
Son personas super pura vida.
Saludos.
Marino Marino 05/12/2008 a las 16:05
Esto es para personas que puedan discernir. Tal vez sea mi palabra contra la de otros. Sólamente quiero anticipar disculpas, porque yo no soy argentino, soy un costarricense, un admirador de Jacinta más. Sin embargo deseo depositar un pequeño ejercicio de reflexión.
En lo particular, no creo que hayan "maldiciones " en el tema de Señorita Maestra. Esto es algo tan normal como la vida misma. Sólamente creo que hay personas que saben manejar mejor la presión que otros. Hay personas que después de haber sido figuras públicas eso ni les suma ni les resta para luego llevar una vida con la total naturalidad que le es propia, en cambio a otros, quizás les cueste sobrellevar y manejar esa vida post-pública y se lo toman con seriedad y tal vez hasta con complejos fuera de sitio. ¿Digo yo?. Quizás esa sea mi opinión, y no precisamente la verdad.
Nada mas que con todo el respeto a muchos amigos, estoy de acuerdo en este punto con la amiga Vanesa de que ese asunto de las maldiciones es un puro cuento.
Repito que mi opinión es meramente personal y no precisamente quiera aproximarse a la verdad.
Saludos a todos, amigos de Jacinta.
Marino Marino 05/12/2008 a las 16:25
Además el negocio del morbo de ciertos medios de comunicación colectiva vive alimentándose del dolor de las demás personas y esas sí son noticias que vender. Es inescrupuloso sacar dinero a base de inventar, ponerle más, y gozarte de la alteridad en sus puntos bajos. Es un golpe bajo al verdadero periodismo. Eso ya no es periodismo.
A veces nadie te busca por la buena si vos mismo querés anunciar algo -sanamente- por los medios. Ahhh, pero si te pasa un accidente en plena calle y te atropellan y quedás tirado en el suelo, ahí mismo te caen todas las cámaras de televisión para filmarte en pleno sufrimiento y sin pedirte permiso. Y cuanto mas fehaciente sea el dolor, mas mercantil se vuelve aquel producto... porque con el pretexto de que más goza ese circo romano televidente.
Ni más qué decir.
Marino Marino 05/12/2008 a las 18:13
Tal vez lo anterior no se entiende muy bien, pero luego se los completaré, es que por razones de tiempo ahora, pues, no, pero mas adelante.
Bueno eso lo quiero explicar porque no saben ustedes lo que me respondieron cuando yo una vez fui a preguntar por el paradero de uno de los alumnos de la Jacinta, y me dijeron una cosa... Esto lo comento, porque eso los cuentos son eso mismo: puros inventos y así comienzan las bolas de nieve.  Voy a ser muy cuidadoso a la hora de comentar esa anécdota... Eso espero.
Por eso le doy toda la razón al amigo Gus y a Vane, sobre los cuentos y los inventos. Se ha dicho cada cosa de los chicos de la Jacinta y algunos medios de comunicación están tan faltos de plata, que se sacan cada cosa debajo de la manga.
Saludos. Se las quedo debiendo.
Marino Marino 06/12/2008 a las 01:55
Hola, Marino :

                                        Te debía una respuesta acerca de la "cuarta versión" de "Señorita Maestra". 

                                         Estoy muy de acuerdo con incluír inmigrantes de países Latinoamericanos, como ser Uruguay, Paraguay, Bolívia, Perú o Chile. Pero también incluiría la realidad de los llamados "migrantes internos", principalmente de las províncias del Norte de nuestro país. La situación económica en esas províncias es desesperante. Pero en el primer caso, ya no podríamos atenernos al libro de Santa Cruz, pues él lo escribió tratando de reflejar la realidad de los tiempos de su infancia (en la década de 1920), cuando la mayoría de los inmigrantes llegaban desde Europa.

                                          Entonces, hay que elegir: o se toma la versión histórica o se hace una completamente nueva, manteniendo, eso sí, la esencia de los personajes principales. De elegir la segunda opción, se debe poder reflejar la vida de los chicos argentinos de hoy, aunque sin por eso, hacer desaparecer a figuras tan queridas para nosotros como Cavallasca, Cirilo, Etelvina, Meche, Catalina. Lo que haría, sería incluír alumnos nuevos al aula de Jacinta...y por ejemplo, mostrar la realidad de las aulas superpobladas. Tampoco escondería la difícil situación de los docentes modernos, y Jacinta tendría que vérselas con problemas bravos desde el punto de vista  institucional y salarial.

                                           ¡Uy, si habría cosas para decir en un nuevo programa de Jacinta Pichimahuida! Demasiadas tal vez, y quizá sea ésta la razón por la que no se hace... 

                                            Excelentes tus aportes como siempre, Marino, y desde ya me sumo a tus opiniones y a las de Gus acerca del gusto por el "morbo" de cierto periodismo indigno de tal nombre. Este cree que a la gente le gusta consumir carroña y si bien no desmiento que en muchos casos sea un poco así, la mayoría abomina de eso y está harta de esas manipulaciones. Este "periodismo" se esconde detrás de la frase " Damos lo que la gente pide"...y resulta que cada vez se ve menos teelvisión y esa "gente" (palabra impersonal si las hay), se queja en cuanto foro existe dando vueltas por la web, de que "Programas eran los de antes; la tele de ahora es casi todo basura".

                                              Señores vinculados a los medios: si leen ésto, tomen nota.

                                               Vanesa.
Hola, Vane:
La flauta... sí que hay cosas para mostrar en esa aula, no?. Es verdad, Vane, lo que decís acerca de las variantes de discriminación. A veces veo esos programas en donde hacen pruebas de mercado poniendo a una señorita rubia o a un flaco de ojos azules en determinada situación de venta de algo  y luego a otra persona con otras características. Y claro, debido a ciertos prejuicios, los primeros "venden" más. Esas cosas me dan bronca. Pero me detengo en lo que dijiste, en el post "De todo oí por ahí", con respecto a los ancianos. Da para hablar largo y tendido pero el olvido y el desprecio al que son sometidos, duele. Y mucho.   Hay que luchar desde el lugar que uno pueda para que los buenos valores no queden olvidados, todo lo que se haga será valedero. 
Beso,
Gus
Gus 07/12/2008 a las 15:35
Vanesa: cómo me llegan al alma, tus palabras llenas de fondo, de contenido. Es por eso que aprovechando lo que decís anteriormente, yo deseo tocar un asunto, en vista de lo que, pues, sacaste a colación.  Quiero de nuevo reiterar que lo mío es sólamente opinión y por eso queda abierto ante cualquier disertación, y que se esperan para conversar más sobre estos temas, si a alguien le interesa.

Bueno, ahí va lo mío...

El ser humano a veces ve como amenazas esas diferencias y los convierte en mecanismos de defensa, y por lo cual, lo transforma en discriminación. Pero hay que aprender que: mucho de lo que es diferente, pues ya por eso no es precisamente superior o inferior, o amenazante, sino diverso, y en un mundo diverso: todo es mas rico.

Desde niño hay que aprender o entrenar a enfrentar esos miedos. A veces un signo de agresión (o discriminación)  puede antecederle el miedo de algo, y este a su vez el desconocimiento o la ignorancia. Bueno, pues tratar de educar a los chicos para que no sean agresores (los que discriminan), ni miedosos, ni desconocedores.

¡Muchas gracias Vanesa por haber colocado este blog! Vos sabés que la Jacinta tiene mucho qué proponer.
Marino Marino 07/12/2008 a las 17:24
Una pregunta muy estimados amigos de Jacinta... Ustedes me ayudarán mejor...

Pero... ¿y si arribara en el salón de clases de la Jacinta Pichimahuida: un niño o una niña minusválido o minusválida?

No lo digo por los padres que no tienen hijos minusválidos en la Argentina, sino por los que sí los tienen, y quienes esperan una mejor sociedad, mejor preparada, para ser mas comprensiva hacia sus hijos con alguna discapacidad?

¿Cómo sería ver a los compañeros de clase de una próxima Jacinta cooperando con ese alumno o alumna niña? Ojo, que no quiero decir tener lástima ni compasión hacia él, sino: participación, cooperación, integración. Aunque no soy un experto en el tema de la educación especial, tal vez alguien pudiera mejor auxiliar dentro de este tema superando o corrigiendo mi intervención.

Sé que algunos niños y niñas de estos van hacia escuelas especiales, bueno, al menos invidentes y sordomudos, pero ¿por si acaso alguno con invalidez entrara en un salón de clases tipo Jacinta? ¿qué sé yo? Sé que niños en silla de ruedas van a algunas escuelas comunes... ¿digo? por eso lo quería opinar, tenía muchas preguntas respecto a este tema.

¿Preguntas?
Marino Marino 07/12/2008 a las 17:40
Ahora tengo una curiosidad, que en este caso va para Vane, tema de historia, y es por el tema de los migrantes internos en la Argentina, que ya se mencionó. Ayudame Vanesa.

Los que no somos argentinos, pues, sólo tenemos nociones desde afuera sobre este asunto. Quizás, muchos creemos, que los migrantes del norte argentino tienen que enfrentarse ante el modelo histórico de Sarmiento "de la ciudad", por lo cual, y por ende,  cabe afrontar su asunto particular migratorio frente a los porteños.

Bueno, entonces ahora tenemos a otro inmigrante importante. Entonces, la pregunta mía, ¿a veces podrían ser vistos como extranjeros en su propia tierra? Por eso saco a colación de si el tema del modelo de Sarmiento trae fuerzas retroactivas hasta hoy para esos pueblos en movimiento.

Bueno, entonces, a uno le gustaría ver ¿cómo sería ver la interacción, en un salón de clases de la Jacinta, con ese niño de Salta, de Jujuy o de Tucumán?

¿Vanesa?... veníte un momento. ¿Qué decís vos?
Anónimo 07/12/2008 a las 18:04
Una invitación:

Bueno, el hecho de que alguna maestra o maestro argentino denunciara su actual situación institucional o salarial, no quiere decir que no se indentificaría con lo que muchos maestros de Latinoamérica viven. Por eso creo que si algún maestro o alguna maestra quisiera dar su opinión aquí en este blog, pues sería relevante.

Podría usar pseudónimo.

Al menos, aquí en Costa Rica, si supe que anteriormente le llegaban a atrasar ¡hasta cinco salarios mensuales a un maestro! Bueno, pero después de tanta lucha lograron poner en jaque al Estado y sacar derechos.

Sí, incluso, uno antes, cuando uno era un niño, pues, veía a la maestra así tan normalmente (aquí le decimos "La Niña") a una maestra tan feliz, tan entregada... pero quizás uno no estaba enterado de que detrás de esa felicidad se escondía también un tema de fondo socioeconómico, personal y propio para ella. Las maestras también tienen sus obligaciones materiales qué atender, tienen hijos qué alimentar con un salario que debería llegarles mes a mes.

Creo que la labor de los maestros: es la hacer patria, pero muchas veces la retribución económica por su valiosa labor está, simplemente, ausente. Sí, hasta puede convertirse en desesperante.

Otro comentario muy personal y es que muchos maestros deben obedecer estrictamente la línea de enseñanza que dicta el Estado y deben cerrar filas enseñando lo rigurosamente oficial.

Yo una vez tuve una profesora llamada Cecilia que cuando nos enseñó una versión de Historia totalmente distinta a la que daba el Estado, estuvo a punto de que la echaran del mismo Colegio, pero ella dijo que estaba enseñando la Historia verdadera... pero por esa misma situación la tacharon de subversiva a la profesora, y hasta fue coaccionada.

Saludos a la profe Ceci, porque siempre fuiste libre. La Historia la escriben los vencedores.
Marino Marino 07/12/2008 a las 18:29
Perdón, pero la intervención trasanterior sobre los migrantes del norte, donde dice Anónimo: es mío.

Saludos.
Marino Marino 07/12/2008 a las 18:34
No, mi amiga y querida Vanesa. Yo también no me imaginaría a una Jacinta sin los personajes tan queridos por todos nosotros: como la Carmencita, el Palmiro, "el Coco", y ni se diga de Catalina. Yo amo la Historia igual que vos y la veo como la identidad mas romántica que uno pueda soñar, con los recuerdos que hoy por hoy agradecemos en Latinoamérica, todos aquellos que fuimos niños en aquel tiempo. Una Jacinta sin esos personajes de Santa Cruz perdería también su identidad de Jacinta, atrás quedaría incluso su ontología misma.

Mirá que un ecologista como Anselmi es tan importante en una clase, no sólo se trata de conversar sobre la perpetuación de la especie humana y de mejorar la calidad de vida, sino de atender el cuidado de los animales, de las plantas... de nuestro sano entorno. ¡¿Cómo podría faltar un Anselmi?!

Y cómo no recordar a un papá de Palmiro, cuando felicitó a Cirilo porque el negrito se ofreció acompañar a Palmiro en el año, cuando a Cavallasca le anunciaron que había reprobado el año. Los valores del pluralismo y también del altruismo, juntos.
Marino Marino 07/12/2008 a las 18:52
Hola, aquí les dejo las 2 de Carlos Mejía Godoy.

http://es.youtube.com/watch?v=C9rU-p7jf4M

http://es.youtube.com/watch?v=a4OCNrZsRX8

Una misma pero diferente video

http://es.youtube.com/watch?v=KZ16zbSCnmM

No omito dedicar estas mismas canciones, a los padres desesperados nicaragüenses -y sin papeles, ilegales- que hoy por hoy vienen a Costa Rica por pan, y que se suben a los buses a pedir por sus hijos inmigrantes en Costa Rica porque tal vez esos niños llevan dos días sin comer en el precario de "La Carpio", una de las zonas urbano marginales de San José donde allí llevan una vida infrahumana, menos para un niño o una niña. Esto existe.


Marino Marino 07/12/2008 a las 19:43
Hola Gus, de verdad que me siento bastante cómodo en este blog, ahora con lo de los estereotipos fabricados. También coincido con vos y con Vane respecto al asunto de los señores de la tercera edad: ellos se mataron en el pasado por darnos una sociedad presente y ahora nosotros los olvidamos, sin saber que también nosotros llegaremos a algún día a ser ancianos, que todo es flor de un día.
Me da un poco de pena lo que voy a decir, pero en mi propio pueblo he visto que hasta cuesta que alguien le ofrezca o le ceda el asiento en un bus (de transporte público) a un señor de tercera edad ¡y a veces hasta una embarazada!, y uno se pregunta y queda bien pensativo: ¿pero qué sociedad estamos fabricando?
Por ahí gracias a Ramiro por tu mensaje, muy humano.
Por eso: ¡viva Señorita Maestra! una propuesta de una sociedad mejor, y saludos para vos Gus.
Marino Marino 08/12/2008 a las 17:14

Deja tu comentario Jacinta Pichimahuida ya tiene su blog

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre