Avisar de contenido inadecuado

Hoy firman el boletín...Los señores Ferreyra.

{
}

 

   Y ahora le toca presentar el boletín a sus padres a nuestra heroína, la simpática Meche, la dinámica santafesina que Santa Cruz nos describe rubia y de “ovalados ojos verdes , agil para el fútbol, inteligente y bromista por demás ..El terremoto del aula de Jacinta Pichimahuida.

mecheysumamamedrano2.jpg

 

   Por una razón o por otra, rara vez vimos al padre de Meche en la telenovela. Debía matarse trabajando el pobre hombre, porque no recuerdo su aspecto si es que aparece en algún capítulo de “Señorita Maestra” o “Jacinta Pichimahuida”. Si en cambio, tengo bien presente a la madre del personaje, porque tenía una personalidad bien afirmada. Por lo pronto, no podía parar de hablar, de dar consejos a su hija, de hartarla de recomendaciones acerca de la educación, la amistad, el buen comportamiento...Por supuesto, es muy loable ver a los padres  preocuparse por que sus retoños “salgan buenos”, sin embargo, a veces, aún con buena intención, pueden llegar a ser cargantes y molestos. Este era el caso de la mami de Meche. De todas maneras, se trataba de una buena mujer, cuyos propósitos compensaban en mucho su manía de atosigar a la chica con sus anécdotas de niñez y juventud a la hora de graficar por qué era importante estudiar, ayudar a un amigo u obedecer a la maestra.

mecheysumamamedrano.jpg

 

   Si algo mueve al respeto en la madre de Meche es en el hecho de que luchó desde la infancia para superarse. Como ella misma lo confesaría: “...Tenía el tercer grado cursado y aprobado...” y a pesar de eso, logró establecerse cosiendo para afuera, de modo de poder dar una educación adecuada a su hija. No he podido averiguar a qué se dedicaba exactamente el padre de Meche, pero lo imaginamos obrero o empleado de taller, dada su condición de migrante interno. No olvidemos que los Ferreyra llegaron con su pequeña Mercedes desde Santa Fe, y nadie emigra a causa de una situación floreciente. Así y todo, en la Buenos Aires de fines de los años 10 y comienzos de los 20, era relativamente fácil labrarse un futuro ; y gracias al duro sacrificio de sus padres, Meche pudo terminar su sexto grado (el séptimo se inauguraría en la década del setenta...si bien se trató tan solo de una denominación, puesto que al haber “primero inferior” y “primero superior”, la cantidad de años de escolaridad primaria siempre sumaba siete años) y quizá ingresar a la escuela secundaria. Inteligencia para ello no le faltaba, además de ser una chica sumamente resuelta Si logró ir adelante en la vida, debe haber sido, en parte, gracias al ejemplo de su madre, mujer tenaz que suplió con voluntad lo que le faltó de medios prácticos.

mecheysumamamedrano3.jpg

 

   Abel Santa Cruz aprovechaba para agregar algo de comicidad a su ciclo cuando introducía los desopilantes diálogos de Meche con su madre, pero detrás de los pesados monólogos de la señora Ferreyra (cuyo nombre no conocemos), podemos rastrear la vida dura de una joven provinciana que con fe, trabajo y amor, hizo lo posible por dar a su querida “nena”, la educación y las oportunidades que a ella le faltaron.

mecheysumama.jpg

 

    Vaya nuestro respeto y cariño para ambas, para la madre y para la hija, representantes de una Argentina más ingenua tal vez que la presente,sin embargo pletórica de virtudes y valores hoy considerados perimidos,...aquellos que cuando nos sinceramos con nosotros mismos, añoramos con todo el corazón.

mamademechelemercier.jpg

 

                     Vanesa.

 

NOTA: En el libro de Abel Santa Cruz, el apellido de Meche aparece escrito como “Ferreyra”, pese a que en la fotonovela, se lee claramente la grafía “Ferreira”. Preferimos hacerle caso al autor (que por algo fue compañero de Meche) y conservar la “y” de los relatos originales.

 

FOTOS: Las fotos de la versión Lemercier han sido obtenidas del álbum “Señorita Maestra” y las de la versión Medrano de la fotonovela “Jacinta Pichimahuida”. Ya sabemos que en la de Medrano “Meche” tuvo dos nombres: Alejandra Chávez y Marcela Villordo. Acá aparece Marcela, pues fue la cara del personaje en toda la fotonovela. En los años Lemercier, quien encarnó a Meche fue Gloria Carrá.  En la versión de los 80', la mamá de Meche fue Gloria Angeleri (la que se ve en las fotografías que publicamos correspondientes a "Señorita Maestra"). Desgraciadamente, no pude averiguar, quién hacía de éste personaje en la versión Medrano...y menos aún en tiempos de Evangelina  Salazar....¿Alguna ayudita por ahí?

{
}
{
}

Comentarios Hoy firman el boletín...Los señores Ferreyra.

HOLA VANE Y A TODOS LOS "JACINTÒFILOS",QUIERO RECORDARLES QUE HOY,1 DE SETIEMBRE SERÌA EL CUMPLEAÑOS DE CRISTINA LEMERCIER.
YO EN UN TIEMPO CREÌA QUE ERA EL 16,PERO HACE POCO ALGUIEN ASEGURÒ EN ESTE BLOG QUE SERÌA HOY.VAYA UN DULCE RECUERDO PARA ELLA.
SALUDOS A TODOS.
Verito Verito 02/09/2009 a las 03:28
Gracias por el recuerdo, Verito...No me fue posíble entrar antes al blog, porque tenía la PC en afinamiento, pero ya tenía pensado algo para recordar a nuestra querida Cristina Lemercier.

¡Muy feliz cumpleaños, querida y eterna maestra! Ojalá que allí donde estés, puedas ver cuántos alumnos has dejado! Tenemos generalmente arriba de los 30, pero seremos siempre eternos pibes de guardapolvo blanco a la hora de recordar lo felíces que nos hiciste y lo mucho que nos enseñaste acerca de la vida y los sentimientos.

¡Te queremos, Cristina! Y tené por seguro que NUNCA te olvidaremos. Si lo hiciéramos, seríamos flores de desagradecidos.

Vanesa. (Nostalgiosa)

Qué personaje la madre de Meche, eh? Cuento algo que me acuerdo, tanto de la versión Medrano como de la última. Es más, al verlo en la última me hizo acordar a la aquella otra e incluso lo que había leído en las revistas de chico!
Cuando hablaba de la familia, o había algún problema, criticaba a las tías de Meche. "Eso tan feo se lo enseñaron las tías. Pero ojo, no mis hermanas, eh? que son unas santas. Se lo enseñaron las hermanas de mi marido!"
Algo así era, verdad?
Aunque claro que era buena.
Saludos a todos.
Ariel Ariel 29/09/2009 a las 01:56
Hola, Ariel:

                                     ¡Jajajaaaa! ¡¡¡Síii!!! Así era; me acuerdo del tema de las tías...Por supuesto,la madre de Meche era una buena persona, pero un poco charleta, pesada e indiscreta. Yo tuve una vecina idéntica: entrañable pero...¡Había que soportarla! 

                                        Vanesa.

Deja tu comentario Hoy firman el boletín...Los señores Ferreyra.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre