Avisar de contenido inadecuado

Graciela, siempre en el recuerdo.

   Otro invierno melancólico; más melancólico aún por la casi ausencia de frío. Un invierno sin frío no invita a la introspección, no nos lleva recogernos junto a la estufa a leer un buen libro, carece, en fin, por más que lo digan los defensores de la playa, del verano eterno, del agua de coco servida en el mismo fruto con una pajita, de todo atractivo. Y más triste aún si a esa indefinición climática - para mí preocupante - sumamos la permanente llovizna y los cielos grises, más propios del otoño que de la presente estación, conocida pos sus cielos diáfanos y su aire puro, tan gélido que duele como un cuchillo al respirarse pero al mismo tiempo vivifica y pone color en la mejilla más pálida.

   Para peor, llegamos al 2 de Julio. Se cumple entonces un año más de la partida de Graciela Cimer...de aquella Etelvina maldecida por la mayoría televidentes de antaño, pero siempre secretamente amada también por su incomparable belleza y su carita de angel. ¿Cuántos no le habrán perdonado sus despreciativas maneras por sus bucles de oro ? Muchos varoncitos  seguidores de "Jacinta Pichimahuida" hacían de ella su amor imposíble. No pocos insistían ante sus padres, si veraneaban en la costa, rogándoles los llevara a ver el espectáculo de "la maestra de la tele" a Mar del Plata para tratar de verla de cerca y pedirle un autógrafo...Y grande sería la sorpresa para esos mismos chicos cuando podían llegar a cambiar unas palabras con Graciela...¡porque era en un todo diferente a la alumna engreída a quien Jacinta intentaba inculcar un poco de humildad! No me canso de repetirlo, pero quienes trataban   personalmente a Graciela Cimer se encontraba con un ser humano de primera. Ella prestaba su rostro a Etelvina, sin parecerse en nada a la pedante hija del doctor Baldasarre.  quizá fuese la Etelvina oculta, la verdadera,pues según me cuentan, al salir de la escuela, se transformó en una rosa de agradable perfume y mejores maneras, muy alejada de la desagradable pollita estirada de sus años infantiles en el Roca.

   Por eso en este blog no dejamos pasar los aniversarios de la muerte de Graciela; no somos necrofílicos. Simplemente hacemos justícia a un mujer que era - es - muy querida en el medio artístico y dejó un recuerdo imborrable en sus fans. A tantos años de su definitiva partida, todavía los tiene, y muy afirmados. La mayoría, aunque vio todas o casi todas las producciones donde ella participó, la sigue desde "Jacinta Pichimahuida", donde su especial carita nimbada de unos rulos muy característicos, se hizo popular por primera vez y aún hoy pide fotos inéditas de su paso por la pantalla chica, o simplemente de su vida al márgen de las cámaras.

   No vamos a repetir las circunstancias de su muerte. Ya las consignamos el año pasado y considero que eso sí que no vale la pena. Es dar vueltas el cuchillo en una herida que siempre permanecerá abierta; es tratar de obtener respuestas que no nos traerán consuelo; es darle de comer a los buitres que se empachan de esa carne podrida a la que dan en llamar "maldición de Jacinta". No tiene sentido ni razón de ser. 

   Graciela Cimer se nos fue cuando aún podría haber hecho hablar mucho de ella y cosechar aplausos bien merecidos por una carrera actoral proseguida con cariño y dedicación desde la niñez. Fue una de las Etelvinas más recordadas...Tan recordadas que algunos la han hecho eterna, confundiéndola con su sucesora en los 80', Laura Tuny, quien no se parece mucho a ella en lo físico, pero que gracias a la adición de los mágicos bucles de oro, confundió a no pocos seguidores y detractores de la mítica telenovela. Todavía recuerdo los inícios de esa confusión, el día mismo de la trágica muerte de Graciela. Varios conocidos míos, televidentes de "Señorita Maestra" y desconocedores absolutos de las dos versiones anteriores del teleteatro, vinieron desolados a anunciarme "la muerte de Etelvina" (para ellos, Etelvina había una sola). Decían, embargados de consternación, que "Laura Tuny se había suicidado"...Inútil tratar de explicarlo; en esa época Laura frisaba la adolescencia y mal podía ser la novia de Marco Stell. Nunca hubo caso. Actualmente hay quienes están creídos aún que la fallecida es la Etelvina de los años 80'...

   Pero muerta o no, Graciela Cimer sigue sonriendonos.    Se trataba de una mujer muy dulce, alegre, que tomaba la vida con optimismo y dejó un recuerdo imperecedero en quienes han tenido la suerte de tratarla. Según supimos por este medio, ayudaba a los actores primerizos y llegó a no cobrarle las clases a uno de sus alumnos de teatro cuando se enteró de lo difícil de su situación económica en aquel momento. Con un suscinto "Me  las pagás después, cuando podás", zanjó el problema. Si ella era así  ¿Qué importa su temprana partida? Evidentemente Dios la quiso para sí por su corazón generoso.

   Por eso digo que sigue sonriendonos por siempre; desde sus fotos; desde la pantalla; desde las descoloridas páginas de una revista vieja...desde el recuerdo.

   Por siempre Graciela Cimer; por siempre, la blonda Etelvina.

    Vanesa.

    Post dedicado a Susana,Ricardo y Ramiro, fans incondicional de Graciela Cimer.

   FOTOS: 1- Graciela Cimer y Marco Stell en la tapa de TV guía del 16 de Septiembre de 1986. Envío de un conocido que la encontró en la web. 2- Miriam Antelo (Carola Quiñones), Nancy Serantes (Clavelina Carsio) y Graciela Cimer (Etelvina Baldasarre) en la revista de fotonovelas "Jacinta Pichimahuida" . 1975 3- Graciela Cimer como Etelvina Baldasarre en el primer número de "Jacinta Pichimahuida", la ya citada revista de fotonovelas. 1975. 4- Graciela Cimer como Etelvina Baldasarre en la contratapa de la revista "Jacinta Pichimahuida" (1975).

 

  P.D: ¡No te podés quejar, Susana! Conseguí fotos de Graciela con una gran variedad de peinados, además de sus ya míticos rulitos de tirabuzón ¿Te gustaron?

  

Comentarios Graciela, siempre en el recuerdo.

Gran Super DiosaVanesa: Es para mi una gran alegría este recuerdo no por su muerte sino porque siempre fue mi favorita y excelente actriz
Recuerdo todas sus actuaciones e n las novelas y era muy hermosa siempre con esos gestos cuando hacia de Etelvina de despreciativa
Vanesa te concidero una persona muy valiosa igual que este blog y te doy un millón de gracias por dedicarme estas fotos tan preciadas que las llevo grabadas a fuego en mi corazón ójala que nunca cambies
Espero alguna vez que nos encontremos todos los jancintologos  y a vos poderte dar un abrazo de oso con todo mi cariño porque vi este relato y las fotos de Etelvina y estoy llorando de la emoción hace más de 2 hoaras  que no me alcanzan lo s pañuelos bua bua bua bua bua bua bua
Susana Susana 03/07/2010 a las 17:48
DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA  dIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA DIOSA
Sos lo más grande que hay en el mundo entero por eso todos los jancintologos te re queremos
Susana Susana 03/07/2010 a las 17:58
Hola, Susana:

                                                Se me hace un nudo en la garganta leyendo tu mensaje. ¡Es lindo darle a la gente que una aprecia un poquito de alegría! Y por lo general es TAN fácil. Si pensaramos en formas de dar felicidad a quienes nos rodean, seríamos felíces nosotros mismos. No te quepa duda.

                                                   Desde ya, lo de Graciela Cimer no se agota acá. Voy a seguir recopilando fotos de ella y colgándolas en el blog en cuanto pueda.

                                                      Me gustaría juntarme con todos los jacintófilos a mi también.

                                                        Recibí este abrazo de oso a la distancia.
                                                        Vane.
Alumno Alvaro:

                                                  Ojalá el tiempo quisiera contagiarse de tu "gélida cuchilla". Estoy extrañando el frío de verdad.

                                                     Por otro lado, no te voy a contradecir. Estoy absolútamente de acuerdo con tu planteo. La línea editorial de "TV Guía", como la de "Gente","La Semana", "Siete días" o más recientemente "Caras", era deleznable.  Para estas revistas, lo más normal es que una estrella deje a su compañero/a sentimental para cambiarlo por otro/a lo más rápido posíble. Así, por medio de la publicación de este tipo de notícias, van deteriorando en la sociedad los sentimientos de amor y respeto  de el hombre que ama a una mujer y viceversa para instalar en sus lectores la noción del "todo vale". Mañana salgo con tal, pasado con cual. Y de paso, la revista vende, porque cuando se anuncia un noviazgo, a los pocos meses la notícia pierde actualidad y únicamente se puede reavivar el interés anunciando un casamiento, una ruptura, y lógicamente, un nuevo noviazgo a posteriori. Si hay casorio, a los dos años como máximo, debe haber un divorcio y otro matrimonio en puerta...Esa es la moral de esta gente. Y pretende trasvasarla a sus lectores también.

                          No tengo el interior de la revista, porque solamente me mandaron el escaneo de la tapa, de manera que no sé lo que contiene. De todas maneras, debo reconocer la poca felicidad del título de la cubierta. La verdad, no soy muy afecta a darle la razón a las revistas de chismes. Unicamente las uso para sacar fotos de época y recordar notícias de otros tiempos. Las notas interiores dejan mucho que desear.

                              Un beso (y no se olvide  de estudiar la lección para el , alumno Alvaro)
                                Vanesa.
Hola Vanesa y jacintófilos:
Siempre recuerdo aquel mensaje de Ricardo que había estado enamorado de Graciela.. Con respecto a las revistas, hay una fatídica perla: la semana en que muere Graciela, Radiolandia 2000 puso en tapa “Graciela espera feliz a su hijo”. Lógicamente no hubo tiempo de retirar todo de los puestos, Graciela murió en el mismo dia en que la revista salía a la calle.
Una gran actriz, sin dudas.
Saludos a todos!
Gus Gus 13/07/2010 a las 18:32
Hola, Gus:

                                        ¡Qué barbaridad! A esa sí que no la sabía...Es una coincidencia trágica, espantosa, que deja un sabor muy amargo en la boca. Eso se le escapó a la mayoría de los cazadores de chismes y se trata de una verdadera perla...una perla negra, desde ya, pero perla al fin.

                                          Y ya que hablamos de la notícia de "Radiolandia 2000", ésta me obliga sin querer ,a atar cabos. Si la tapa de la revista anunciaba con bombos y platillos  la próxima maternidad de Graciela Cimer, es casi seguro que ella esperaba muy feliz a su bebé. No se suicidó - si se suicidó - por estar embarazada y no desearlo. Al parecer, su estado de ánimo, poco antes de morir de ese modo tan absurdo, era óptimo ¿Qué pasó después? Tu aporte, Gus, reabre la "causa  Graciela Cimer", por lo menos en nuestro juício acerca del tema. Evidentemente, las cosas no son tan sencillas como parecen...      

                                       Un beso
                                        Vane.
Yo me enamoré de Graciela casi inmediatamente que la ví... igualito que Cirilo!!
Solo miraba el progrma por verla a ella... al tiempo me entero por una TV Guia que
vivía en Wilde con sus padres... yo pasaba por esa zona todos los fines de semana...
Teníamos una quinta en Florencio Varela y mi bici Aurorita me esperaba, lista para la aventura... terminaba de almorzar y me lanzaba a la ruta, solo, imprudente, loco !!!
Tan joven y tan soñador que no podía dejar de viajar hasta Wilde para tratar de verla.
Regresaba agotado, una vez pinché la cámara delantera y no tenía dinero para repararla
Le conté mi historia al bicicletero y me la emparchó gratis.
En la secundaria se dió el milagro, yo estudiaba en el Inst L. A. Huergo de la calle Perú,
ella se mudó al edificio de junto, en cuanto la ví se detubo el mundo...
Estaba de novia, él tenía un autito azul celeste, casi me atropella, pero la realidad me hizo comprender que su vida era algo triste, en los veranos yo trabajaba en una heladería de San Telmo, próxima a mi domicilio y al suyo... cada noche en que juntos se disponían a comprar helado, yo intentaba darle el cucurucho en su mano, pero él siempre lo interseptaba, al principio me alegré al enterarme que lo había dejado por Marco.... pensé que por fin ella era libre... cuando me enteré de su muerte, no lo podía creer.... hoy tengo una hija que casi casi me nació un 21 de enero... pero fué el 22 ....
y ese amor infantil me dió un norte a seguir.... hoy tengo a mi gran amor a imagen y semejanza de aquella hermosa creatura que me cautivó a travez de la pantalla....
Todo es muy extraño pero creo que hoy al rescatar sus imágenes de internet.... algo se acomodó mejor en mi alma y tiene mucho que ver con Graciela....
a pesar de ser una historia trivial, ella nunca dejó de existir en mi interior.
Sergio Barreiro Sergio Barreiro 10/02/2011 a las 13:25
Hola, Sergio:

                                        ¿Historia trivial? ¡De ninguna manera! Ningún amor es trivial, y menos que menos el amor platónico de los chicos, el más puro de todos. Muy buena persona, muy especial al menos, debe haber sido Graciela Cimer para despertar sentimientos tan perdurables en sus admiradores  . Si leíste los mensajes del blog, notarás que no son pocos y todos la quieren con locura.

                                          Tu historia me conmovió, porque si un pibe llega a andar tantos kilómetros en bicicleta solamente para tratar de ver a quien admira de lejos y no lo conoce, seguramente ese pibe vale mucho. Como el hombre que ahora escribió el mensaje. ¡Te imagino comiéndotela con los ojos mientras ella tomaba su cucurucho de helado en san Telmo! Y no podías decirle nada...Luego vino su muerte . Me imagino cómo te habrás sentido cuando te enteraste de lo ocurrido  . Aunque ahora está allí tu hija , para limentar ese recuerdo hecho de largas tardes de chocolate con leche y tostadas, mirando "Jacinta Pichimahuida"   .

                                           Ojalá sigas descubriendo cosas de tu  agrado en este blog. Y dejame llamarte "Cirilo" en honor al eterno enamorado del grado. 

                                              Un beso y gracias por tus elogios.
                                               Vane.                  
Me sigue causando tristeza, la injusta muerte de Graciela. No se merecía morir así.
Sofía Márquez Sofía Márquez 16/05/2011 a las 18:09
Alumnos de mi alma:
cuantos recuerdos arrasados por la cuchilla antes citada por el tan poetico discurso de Alvaro. Pienso que, el torbellino sentimental no deja de sorprendernos noche tras noche, sonrie aunque tu sonrisa sea trsite porque mas triste que una sonrisa triste es la tristeza de no poder sonreir. Hoy no tengo los lentes puestos, pero puedo ver con el corazon que la dureza de un piston puede fundir un reten de distribuciòn del alma.
A veces pienso que lo que ocurrió con Graciela es el vivo reflejo de nuestra sociedad injusta en algunos casos y justa como esta situacion tan congojante.
Vanesa vos sos maestra? que gesto tan altruista y conglomerado has tenido para barrer con años de diplomacia instaurada desde la perestroyka hasta eñ estado neoliberal servil pusilanime que arremete contra la vida de las personas como en este caso incluso muchas que la conocieron a Graciela doy fe. lloran las rosas.
buuuuuuaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa besos para todos. Es un Horror.
gabriel caldarola gabriel caldarola 26/07/2012 a las 05:53
El 21 de enero de 2014, GRACIELA CIMER, hubiese cumplido 51 años. Estuve sin internet pero me acordé de su cumple. Dejó un recuerdo imborrable. Qué suerte que su ex marido desapareció de los medios Marco Estell se debe estar revolviendo en su sucia consciencia, porque él tuvo mucha culpa en la muerte de ella.
Silvia Yanke Silvia Yanke 05/02/2014 a las 20:39
Este año en julio se cumplirán 25 años de su trágica partida. Sólo ellos: DIOS, GRACIELA CIMER Y MARCO ESTELL saben qué pasó aquella tarde en el balcón de la tragedia. Él quedó vivo, pero ella lamentablemente no. Hace unos años en el programa de Chiche Gelblung pasaron un informe que me estremeció porque estaba un perito comisario general de la policia federal argentina, y cuando se explicó que el cuerpo de la actriz cayó desde un primer piso, este señor dijo que si ella se hubiera arrojado estaría viva, y que tal vez alguien la haya empujado, qué tristeza no?? Soy Lic. en Comunicación Social estudiando una especialización en crimentología, y tengo los ojos puesto en este caso que se caratuló como muerte dudosa. ¿Es muy extraño? ¿No les parece? ¿Qué habrá sido de Marco Estell? ¿ Por dónde andará? Tenía dos hijos varones, uno de su primer matrimonio y otro del 3ro (el 2do fue con Graciela), que se llama Martín y nació en 1992, será golpeador también Martín? Es medio fuerte lo que escribo pero es lo que siento.
Silvia Yanke Silvia Yanke 05/02/2014 a las 21:17

Deja tu comentario Graciela, siempre en el recuerdo.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre