Avisar de contenido inadecuado

Chau, Rolo, te vamos a extrañar.

{
}

   Y nos dejó él también.

   El también como todos nosotros un día tendremos que hacerlo, tomó la escalera mecánica hacia el Cielo. Fue sin previo aviso, como suelen ser las despedidas más dolorosas. Cuando tenemos tiempo de preparanos para afrontar la muerte de un ser querido, o de una figura cálida como es en este caso Rolo Puente, el golpe nos parece menos cruel, menos difícil de aceptar. Sabíamos sí, de la existencia de algunos problemitas que "molestaban" un poco el día a día de este actor argentino; conocíamos también el orígen de esos problemitas: estaban relacionados con su salud. Ultimamente, no venía pasando por una buena etapa en ese sentido, pero no imaginabamos el presente descenlace. Rolo Puente padecía, desde hacía varios años, de obstrucción pulmonar crónica, lo cual  determinaba un deterioro de su condición coronaria. Se sabe: corazón y aparato respiratorio están en estrecha relación.      

   Lo importante es que Rolo, cmo Olmedo, como Porcel, como el Mingo, como los amigos de la casa Romualdo Quiroga, Rey Charol, Cristina Lemercier y tantos otros, ya no está entre nosotros.  La colonia artística lo sintió vivamente, ya que este actor incansable,  fanático hincha de Ferro   era también un muy buen tipo; un amigazo de primera. Fue por la única persona que Gerardo Sofóvich lloró en público desconsoladamente. Y muy especial debía ser Puente para ablandarle de esa forma el corazón al "ruso".

   Mucho podríamos decir de la trayectoria de Rolo Puente, pero quizá haya algo que nuestros circunstanciales lectores ignoren. En resumen, por eso publicamos esta nota aquí hoy: el recientemente fallecido actor, fue el profesor de música de "Jacinta Pichimahuida" versión Medrano en su última temporada, cuando Ricardo Dupont, quien cubría ese papel antes, fue alejado de la tira por diferencias con María de los Angeles Medrano.

   Más allá de ésto, Rolo Puente, quien naciera Rolando Domínguez Pardo el 13 de agosto de 1939, en Buenos Aires, tuvo una carrera actoral de lo más prolífica, si bien, como tantos otros casi siempre en papeles de segunda o aún tercera categoría. Sin embargo, sus inicios no tuvieron nada que ver con las tablas, la televisión o el cine: comenzó como director de fotonovelas en la revista "Vosotras", en ese entonces dirigida por su madre, Lolita Pardo Bazán.  Esta etapa fue muy poco comentada y no está en la memoria de muchos, en cambio casi todos conocen su desempeño com cantante en la década del 60'. Llegó a grabar unos cuantos temas para el sello RCA Víctor, aunque su gran lanzamiento en la esfera del canto, se logró a través de su participación en "El Club del Clan" , si bien no fue de las figuras más recordadas. Puente trató de seguir incursionando en la música, incluso siendo un actor muy conocido. Cantaba siempre que podía hacerlo en algunos segmentos de programas de Sofovich donde trabajó, generalmente acompañando al genial "Gordo" Porcel en temas clásicos de Tango, Bolero y  música popular. Reconozcamos, sin embargo, que si bien Porcel era un excelente cantante, no podía decirse otro tanto de Puente.

   Sin embargo, en 1966, Rolo Puente encontraría su verdadero camino en la vida: el de actor. Debutó como tal en "Una Máscara para Ana", si bien allí, mixturaba sus dotes actorales con el canto, en dupla con Donald.  En 1968, lo vemos nuevamente en "Villa cariño está que arde", en compañía de Nelly Beltrán y Juan Carlos Altavista. Tan tarde como al año siguiente, participaría en "Los Muchachos de antes no usaban gomina" . También en 1969, estuvo en la película "Quiero llenarme de tí", con Sandro y  Blanca del Prado. Paralelamente, hará su entrada en la televisión, formando parte de un segmento del programa de Sofóvich (no he podido averiguar cual), llamado "Hola, Mami", seguramente antecesor del que protagonizaría después en los años 80', junto a Porcel, en "la Peluquería de Don Mateo". Iba por canal 13 y el sketch cosechó tanto éxito que se transformó en un ciclo fijo.A partir de allí, Sofovich devendría en su mejor amigo, casi un hermano, como lo reconocería el mismo con motivo de la muerte de Puente.

   En 1972, vuelve a llamarlo el Sofovicho, esta vez para integrar el elenco de "Polémica en el Bar" , pr TeleOnce. El programa gozó de un ininterrumpido cariño popular y se mantuvo muchos años en el aire. También apareció en la extraña película "La Mary" (1974), con Carlos Monzón y Susana Giménez (un guiño de ojo a Gabriela Toscano, de paso...ella estuvo como Rolo en "jacinta Pichimahuida " como Larrotonda ) y luego de algunas fallidas intentonas en el cine, regresó a la tele para encarnar al profesor de música de "Jacinta Pichimahuida" (1975-76) y participar en varias comedias de enredos y teatros de revistas de la mano directriz de su inseparable amigo, Gerardo Sofovich.

   Pero serían los años 80' los que lo verían lucirse con más brillo propio. No tuvo un protagónico pero casi, cuando se le dio el papel del cliente de la inefable "Peluquería de Don Mateo". Quien se llevaba todas las palmas era Porcel, pero Rolo puente y su contrapunto, le daban más lucimiento al personaje principal y es obvio que sin su participación, el programa - inicialmente un sketch de "Operación Jajá" - no hubiese sido ni remotamente el mismo. Tan "pegado" quedó a su personaje, que haría unas cuantas nuevas versiones siempre en la piel del mismo sufrido cliente que va a afeitarse a la peluquería más loca de Buenos Aires en "El Hijo de Don Mateo" (con Emilio Disi), durante el año 1987, "La Peluquería de los Mateos", con Pachu Peña y Pablo Granados  y finalmente "La Peluquería; 40 años", esta vez acompañado de Toti Ciliberto , Gino Renni y René Bertrand...Pero la cosa n daba para más. La química obtenida en su dueto con Porcel nunca pudo repetirse con Disi, los dos rosarinos o Ciliberto. La magia de aquel viejo "Don Mateo" se había roto inexorablemente y el público dijo "no" a estas propuestas.

   Estuvo en unos cuantos programas del show cómico "Alberto y Susana"(con Susana Giménez y Alberto Olmedo),  por Canal 13 y grabó junto a Palito Ortega y las Trillizas de oro en  la película"¡Qué linda es mi família!". En 1986, filmó, con Tristán como actor principal "las Minas de Salomón Rey" y tuvo un papel en "Camarero Nocturno" , grabada en Mar del Plata, donde la diva era Susana Traverso.  En 1990, incursionó en "Enfermero de día, Camarero de noche", un film no apto para todo público.

   Pero en los 2000, su labor comenzó a menguar. A falta  de los capocómicos a quienes siempre daba la réplica, casi todos fallecidos o retirados parcialmente, dirigió su trabajo hacia otro tipo de público. En el 2000, participó de "Apariencias", junto a Adrián Suar y tuvo a cargo un papel muy alejado de su jocosidad habitual en "Los Simuladores". Después de un largo paréntesis, se lo volverá a ver sobre tablas en el 2007, en la segunda versión de la obra "Pobres...Pero casi Honrados", con diferente elenco al ya encabezado por Puente en 1979. Lo acompañaban su antígua compañera de "Operación Jajá", María Rosa Fugazot y Paula Volpe. En el 2008, estuvo como actor de reparto en Multiteatro, donde se había estrenado la mencionada pieza, pero esta vez en "Una família poco normal" .

   El 2009 no fue bueno para él, ya que después de una discusión familiar algo acalorada, debió internárselo con una severa cardiopatía en el instituto Sacre-Coeur. Cuando se recuperó, se acercó a Santiago Bal y Carmen Barbieri, con quienes representó "Fantástica", una producción de revistas que obtuvo en el 2010, el premio Estrella de Mar al mejor espectáculo de este género. Pero ya en Febrero sufría una seria descompensación, derivada de su problema pulmonar y debió ser reemplazado en la obra por su compañero de elenco, Matías Alé.

            Lo demás es historia reciente...Rolo Puente falleció la madrugada del 5 de Mayo de 2011, en el Sanatorio Güemes, a causa de su obstrucción pulmonar crónica.

                Sabemos esta reseña incompleta y apresurada. Nos hubiera gustado dar, año por año,la carrera pública de Rolo Puente para el conocimiento de nuestros lectores. Pero nuestra memoria no da para tanto  y no queríamos dejar  pasar mucho tiempo a la hora de despedirlo. Prometemos agregar datos en cuanto estos vayan apareciendo ...o siendo iluminados por nuestra caprichosa memoria.

               Mientras tanto, seguiremos recordando a Rolo, gritando desaforadamente su alegría por que su equipo se había consagrado campeón del campeonato metropolitano,  en "La Peluquería de Don Mateo" y "Operación Jajá" con el uniforme completo del cuadro de sus amores:Ferrocarril Oeste ,o cantando alegres canciones "nuevaoleras" junto a las blancas palomitas de Jacinta Pichimahuida.

                Si uno ha sido un buen tipo en esta vida y si ha dejado algo de ternura en el corazón de la gente, nunca se termina de decir adiós. Nunca se es despedido con un frío "Hasta siempre". Con Rolo puente será siempre un "ahí nos vemos" en cualquier bar de Buenos Aires, de los que ya quedan tan pocos pero que allí siguen...esperando. Esperando. A "TriTri", a Fidel, al cabezón Javier Portales, al "Mingo", a Irizar, a Julito de Gracia, a Rolo.

                  Esperando...Esperando.

                  De chiquilines los mirábamos de afuera. Y ya no nos encontraremos en este mundo.

                    Chau; ¡Y gracias por todo!

                    Vanesa.

{
}
{
}

Comentarios Chau, Rolo, te vamos a extrañar.

Alumno Alvaro:
   
                                                Gracias por lo que dijiste al princípio. No sé si mi homenaje a Rolo Puente fue el más extenso o no...Pero lo cierto que los que leí eran la copia de la copia de la copia de una misma nota repetida hasta el hartazgo. Todos los periodistas manejaban la misma información, desde luego, pero ni siquiera se esforzaron en darle una forma distinta...Fue muy triste, muy de cuarta lo que pasó con Rolo Puente.

                                                Efectívamente, no era el actor más recordado de "Jacinta Pichimahuida"  y muchos ni aún podrán recordarlo en su paso por la tira, pero justamente, uno de los objetivos de este blog es rememorar las carreras y personajes famosos de todos aquellos que tuvieron un paso, aunque más no sea breve por la telenovela en cualquiera de sus tres versiones o la película.

                                                    ¿Querés creer que me acuerdo como si fuera hoy lo de los brochazos adentro de la boca de Rolo? En cambio, no consigo traer a la memoria la participación de Pinky confirmando la utilización de verdadera crema de afeitar. Debe haber sido desopilante.

                                                   La canción que cantaban Rolo Puente y Jorge Porcel se llamaba "Libre, solterito y sin nadie"...Pero ignoraba que "el gordo y el flaco" le hubiesen quitado protagonismo incluso a su propio autor. Creo que comenzaron a cantarlo con motivo de un supuesto amigo enfermo de Don Mateo, que pedía canciones entonadas por el peluquero y el ex integrante del Club del Clan para mejorarse. Al princípio cantaban varias canciones, pero al final, siempre terminaban aullando casi, la mencionada más arriba . Llegaron a grabar el tema, y fue un record de ventas.

                                          La dupla Porcel- Puentellegó a ser una de las grandes pegadas de Sofovich en los 80'. Todos creíamos que aquellas charlas surrealistas entre Don Mateo y Don Rolo serían eternas, que habría "Operación Jaja" y "Peluquería" hasta el año 2020..La realidad se encargó de demostrarnos lo contrario con su amargura de costumbre.

                                              Un beso
                                              Vane.

                                                       
Vanesa: De a poco nos van dejando los humoristas que, sin desubicarse, nos robaban una risa en nuestra juventud... Ojalà los medios de comunicaciòn (TV, radio y porqué no, el teatro) aprendan de ellos que el verdadero humor no va acompañado de desubicaciones, pensando sobretodo, que hay menores que los ven o escuchan.
Un pedido: ¿seguiràn bajando la pelìcula "Jacinta Pichimahuida se enamora"? porque en youtube està hasta la 5 parte, pero nos gustarìa ver màs. Si tenès oportunidad de comunicarte con Marisa pedile que la siga compartiendo que nos trae muchos recuerdos lindos. Sinceramente, esa producciòn fue la màs linda, sin desmerecer todo lo bien que lo hicieron en la versiòn Lemercier. Desde ya, muchas gracias!
Héctor Héctor 12/05/2011 a las 01:00
Hola, Héctor:

                                          Comparto tus apreciaciones acerca del humor sano de nuestra niñez. Actualmente, muchos creen que "humor sano" es sinónimo de "humor pavote", sin tener en cuenta que, justamente es tonto aquello demasiado obvio y explícito. ¿Quién se puede reír cuando algo ya está cantado? El doble sentido que manejaban Olmedo y Porcel era único...Y así y todo, había quienes los acusaban de groseros y de "denigrar la imágen de la mujer". Hoy, cuando grosería y desprecio sí que son una realidad en la pantalla, esos mismos quejosos no dicen una palabra. Extraño ¿No?

                                          Yo creo que tanto la versión Salazar como la Lemercier tuvieron sus grandes pegadas, pero como vos decís, en los años 70', "Jacinta Pichimahuida" alcanzó una altura insuperable. Como digo siempre, las actrices que se pusieron en la piel de la maestra más querida del país, estuvieron igualmente bien, pero había mucha química en el elenco de los chicos. Funcionaban muy bien trabajando juntos, y por lo que sé, había entre ellos fuertes relaciones de amistad. Aún hoy duran. Fijate como "las blancas palomitas de Medrano" fueron apareciendo casi todas cuantas veces se las convocó en este blog y ahora en el grupo de Facebook, retomando esa amistad, interrumpida a veces por la distancia física, ya que no por los sentimientos. No pasó nada similar en el caso de la versión anterior y la posterior. Esa química estaba ausente de "Señorita Maestra"...De los años Salazar-Mores poco puedo decir porque no vi un solo capítulo de la tira. Como lo dije ya varias veces, para mi tía, no había mejor adaptación que la de 1966, pero no piedo juzgar pr mí misma.

                    Voy a ver si me comunico con Marisa para pedirle que suba lo que falta de la película. No sé por qué la cortó ahí...Venía postendo duro y parejo.

                     Un beso
                      Vane.
Todo dicho.Lo que mas me queda de esta persona era esa complicidad con el Gordo , ese juego donde uno era el " gastador" y el otro reconocía su falencia. El gordo lo cargaba por no ser un buen cantante y el se reía , dando todo por admitído y entendido. uno de los integrantes de la banda de rock Babasonicos , es su hijo , la verdad no se identificar cual de ellos , ya que no sigo a ese grupo , pero si Vanesa , la semana pasada vi su último reportaje y su definición sobre un actor fué " equilibrista del hambre" , me pareció buena definición. y en su trabajo para " Los Simuladores"  compuso a un pesado pesado! muy bien hecho lo cual daba una pauta de su ductilidad.Lo recuerdo también elogiando al director de la serie de los cuatro simil misión imposible , decia que nunca lo habían dejado fluir tan libremente y confiando en él que siempre había estado tan lejos de ese tipo de personajes. En fin Vane, ayer te decía que sobre lo que está dicho de buena leche , no hay mucho que agregar, pero recordé estos comenterios y me sumo al homenaje.
hector Cristofanetti hector Cristofanetti 17/05/2011 a las 17:31
Hola, Héctor:

                                          También vos lo dijiste todo. Ese contrapunto entre Porcel y Rolo era desopilante. A algunas escenas de "Polémica", "La Peluquería de Don Mateo" y esa serie que iba los fines de semana donde Porcel pretendía a Luisa Albinoni con el nombre de "Spizzicucci" , todavía las tengo grabadas en la retina y los oídos.

                                             El papel de Puente en "Los Simuladores" fue una pegada en todo el sentido de la palabra. Demostró todo lo que el tipo podía dar de sí con un libreto como la gente. Lo que le hizo falta a nuestra tele    , más que actores, fueron siempre LIBRETISTAS (como decía el propio Alberto Olmedo).

                                                  Un besote
                                                   Vane.                                    
Alumno  Alvaro:

                                             Voy a tratar de averiguar como se llamaba ese programa. No puedo recordar su título. Iba los fines de semana seguro, a eso te lo firmo. El jefe era, efectívamente, Delfor Medina, pero al dueño de la empresa lo personificaba Maurice Jouvet, quien pese a ser francés...¡Siempre hacía de inglés! Recuerdo su entonaciíón exacta cuando a causa de algún mal entendido, le gritaba al gordo: "¡Mister Spizzicucci!", y Porcel se apichonaba todo.

                                              Me quedó especialmente en la memoria un capítulo (no se bien por qué) acerca del 25 de Mayo, donde todo el elenco cantaba con ropa supuestamente de época y hacía alusión a lo lindo de poder  hacer retroceder  las hojas del almanaque para volver a los años de 1810, "...donde las damas usaban miriñaque..." . Luisa Albinoni lucía especialmente graciosa con traje de "dama antígua" negro y una peineta sobre la melena platinada. Ahora, esta escena me causa mucha gracia, porque las "damas de 1810 " no usaban miriñaque , sino moda Imperio (ese tipo de vestido  que se le ve  llevar a Mariquita Sánchez de Thompson en el famoso cuadro donde canta el Himno Nacional por vez primera) . Pero generalmente, se insiste en vestir a las nenas, para los actos escolares ambientados en la Revoluciónde Mayo o los años de la declaración de la Independencia, con anchos y vaporosos vestidos de mucho vuelo, sostenidos por voluminosos miriñaques. Por supusto, son mucho más lindos que los tubos sin gracia de tiempos napoleónicos, pero la autenticidad histórica debería ser respetada por los diseñadores de vestuarios de la tele...y sobre todo por nuestras maestras. El miriñaque solamente se usó en nuestro país a partir de la época de Rosas, alcanzando su absoluto esplendor en la de Urquiza, teniendo el antecedente del tontillo del siglo XVIII, el cual fue cayendo en desuso en tiempos de la Revolución Francesa...

   Sí, la ví a la pobre Luisa Albinoni. Alguna gente envejece mejor que otra...

    Un beso
    Vane.

Deja tu comentario Chau, Rolo, te vamos a extrañar.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre