Avisar de contenido inadecuado

Con cara de autoridad: Patricia Castell.

{
}

 

 

 

   

  Pocos seguramente, de no ser por el título de nuestra notuela, han acertado a la hora de ponerle un nombre a la señorita de que fue tapa de "Mundo Argentino" aquel ya lejano 13 de junio de 1951. Parece extraño sea ella la misma malvada Célica de la archirecordada "Celeste" o a la severa diretora de "Señorita Maestra" y "Séptimo Grado...adiós a la escuela". Quizá, si tienen edad suficiente, o son muy fanáticos del cine argentino, habrán podido reconocer el sonriente rostro de la joven actriz por haber visto , en plena era de las divas del teléfono blanco "Hay que casar a Paulina"  o "El Zorro pierde el Pelo",  entre otras recordadas películas.

 

   Porque Patricia Castell, nacida en Avellaneda, província de Buenos Aires, un ignoto año que nadie quiere señalar - algún gil echó a correr la bola de que se ofende a las mujeres si se "escracha" el año exacto de su venida al mundo...por aquello de la edad ¿Vio? - como Amanda Ovídia Piramidani Padín. Desde el principio, Patricia comprendió la imposibilidad de hacerse conocer en el mundo artístico con su nombre de pila y se apresuró a tomar un pseudónimo. En primera instancia,adoptó el de Vera Midani . cuyo apellido se formaba con las últimas cuatro letras de su primer apellido, pero luego decantó por el que hoy todos le conocemos y la lanzó a la fama.

   Aunque hoy en día todos recordamos los papeles en los cuales Patricia se dio a conocer como una mujer fuerte, o de compleja personalidad, todavía estaban muy lejanos en los inicios de su carrera. En esta etapa, desde mediados de los 40' a los 50', su desarrollo como actriz se da principalmente en el cine , encarnando a heroínas típicas de la época, aunque nunca disfrutó de un protagónico. Su último film en estos años fue "El Zorro Pierde el Pelo", una comedia de calidad, nada menos que con el genial Pepe Iglesias. 

   El paso de Patricia Castell por el cine "clásico argentino", puede resumirse de esta manera.

 

- "Hay que Casar a Paulina" (1948)

- "La Calle Grita"  (con dirección de Lucas Demare)

- " La serpiente de Cascabel"  (1948) Interpreta a Isabel

- " Diez Segundos" (1949) 

-"El Zorro Pierde el Pelo" (1950)

- "La Culpa la tuvo el otro"  (1950) Interpreta a Rosaura.

- "Sinfonía de Juventud" (1955)

- "Las apariencias Engañan"  (1958)

 

 

Como se podrá apreciar, la carrera de Patricia Castell había venido experimentando algún que otro contratiempo, ya que de comenzar rodando una película por año, a partir de 1950 sufrió un pequeño parate, y su aparición en películas se hizo cada vez más rara y espaciada. Para colmo, nunca había llegado a ser primera figura de la pantalla grande.

 

  Volvería a repuntar solamente después de su ingreso al mundo televisivo, donde la popularización del genero de la telenovela (en un principio llamada “teleteatro”) , le daría una gran mano para labrarse un nombre. Sus primeros pinitos en TV serían hechos en "Su Comedia Favorita" (1965), para continuar con "Me llaman Gorrión" (1972), donde su personaje llevaría , curiosamente el nombre de  Amanda,  y "Malevo" (1972 también) , encarnando esta vez a Ernestina. Estas dos telenovelas tuvieron un éxito indecíble en su tiempo y nadie se las perdía, por lo cual el rostro de Patricia Castell comenzaría a hacerse muy conocido entre los televidentes, máxime que la actriz siempre fue muy correcta en la interpretación de sus personajes.

    Volvería momentáneamente al cine apareciendo en "Mi amigo Luis" (1972), y "la Madre María" (1974), pero sin duda serán más recordados sus personajes de TV, a quienes supo imprimirles un inconfudible sello propio. Estuvo en "Amar al Ladrón" (1974), "No Hace Falta Quererte" (1974), interpretando a Dora y "El Gato" (1976),  poniéndole toda la garra a su Aurora . Doblando el codo de la mitad de la década compondría una eficaz Delfina en "El Cuarteador"  (1978) y saldría airosa de su  Tere en "Novia de Vacaciones" (1976), una telecomedia que pasó sin penas ni gloria por las pantallas argentinas y recordada por muy pocos aficionados. Gloriosa estuvo, sin embargo, su impecable construcción de Carmen Ezcurra, la directora del orfanato donde estudiaba esa adorable pícara llamada Andrea Celeste, en la telenovela homónima de 1979. Hay muchos antecedentes de lo que sería la directora de "Señorita Maestra", un papel que Patricia Castell conseguría apenas cuatro años más tarde. La misma impostada severidad, la misma corrección de trato, la misma irreprochable probidad se pueden detectar a simple vista en ambos personajes .Ambas "directoras" son inflexibles y se escandalizan ante las torpezas de sus empleados. ¿Cómo no ver en los desopilantes diálogos con Felipa, un eco de las futuras escaramuzas con Efraín o Popea? Sus pequeñas discusiones con Celeste serían a su vez, muy parecidas a las sostenidas con Meche o algún otro travieso de turno. Sea como sea, en ambas obras de Abel Santa Cruz, Patricia Castell pasó a ser sinónimo del "rostro de la autoridad" para los chicos que veíamos televisión en ese entonces. Su rostro serio, sus maneras seguras su aspecto ligeramente "bienudo" la encasillaban en un tipo de personaje en el que Santa Cruz, evidentemente volvería a pensar a la hora de representar por cuarta vez a la directora de su escuela favorita.

   En 1980, Patricia se alejaría por un buen tiempo de escuelas ,problemas de chicos y discusiones estériles con subordinados . "Llena de amor", televisada ese año, no le trajo ni penas ni glorias, y mucho menos "Herencia de Amor" (1981), pero en cambio su experiencia como la señora Bazán en "El Oriental" ( 1982) , una telenovela de Abel Santa Cruz atrevida como pocos hubieran podido suponer al venir de la imaginación de un autor con fama de cándido, como Don Abel , le dio muy buena imágen a los ojos del público. Su personaje no era precisamente el de una dama "mantequita". Cuando ya en 1983, y por tres años más se calzara el almidonado guardapolvo de la "directora Ezcurra" - nótese cómo se repite el mismo apellido que en "Andrea Celeste" en "Señorita Maestra", la fama de Patricia Castell estaba ya bien establecida.  No era fácil soportar las oidosas comparaciones que harían quienes habían visto las dos versiones anteriores de "Jacinta Pichimahuida" y pesaran en una balanza las actuaciones de Nora Nuñez y Estela Vidal, pero en todo caso, Patricia salió triunfante al conformar plenamente a su audiencia infantil de los años 80'. Quienes veían esa nueva puesta en escena de nuestra historia favorita eran casi todos chicos en edad escolar y pocos llegaron a ver la versión anterior (¡Y ni hablar de la de los años 60!); por otra parte nadie discute lo evidente: Patricia Castell se creía su personaje...¡Y los espectadores también! Si Núñez Y Vidal se ganaron un lugarcito en los corazones de los pibes de su tiempo, Castell también, pese a sus retos inujstificados a alumnos inocentes, sus reciminaciones a "la Jacinta" y sus verdugueadas a Efraín .

   Pero 1985, salvo una levísima incursión en "Séptimo Grado...Adios a la Escuela", Patricia Castell le da la espalda a los personajes fuertes con un ancla en la inocencia. "Libertad Condicionada" (1985) y "El Pulpo Negro" (1985), ésta última con muy malas críticas en su momento, son una clara muestra del viraje de su carrera. "Vendedoras de Lafayette" (1988), no agrega ni quita nada su desempeño actoral y solamente con "Stress", intentará un regreso a la comedia, demostrando estar más que dotada en ese terreno (1990).

 

   Otros títulos le irían sumando lauros  : "Chiquilina" (1991), su comprensiva y genial Consuelo en "Antonella" (1991) - ¡Esperado reencuentro con Andrea del Boca, quien ya ni es más la traviesa Celeste, sino una irreverente adolescente sin pelos en la lengua ni miedo a la hora de llevar a cabo cualquier empresa! -  , pero por sobre todas las cosas, aquella malvada al cubo, perversa y con la cara dura como el mármol que sería la ya emblemática Célica Castellini en "Celeste" . Pocos olvidarán a esa mujer capaz de las acciones más ruines imaginables contra la felicidad de la pobre Celeste. Patricia Castell nunca había interpretado a alguien TAN jodido y la respuesta del público fue unánime: su "mala " de telenovela gustó como pocas. También en "Casi todo, casi nada" (1993), estaría en las antípodas de la convencional directora Ezcurra encarnada diez años atrás ,  y no digamos nada de su elegante Blanca Pacheco-Huego en "Perla Negra" (1994), nuevamente con Andrea del Boca. Dos años más tarde, otra gran pegada sería "Zíngara", sin despegarse de su antígua alumna, la huerfanita  Celeste , en la cual interpretaría a Evelia Moretti. Los 90 se terminan para Patricia con la serie "Vulnerables"  (1999), donde llevará el nombre de Irma y "Campeones de la VIda", apareciendo allí como dalia.

   En "Yago, Pasión Morena", otra telenovela audaz , continuando con la zaga de un geénero nacido en los años 90', veremos a Patricia con el rostro de Jacinta Rivero y en "Kachorra" (2001) interpretaría a la Madre Lucía, con reminiscencias de aquellos dos papeles de directora Ezcurra que tanto la hicieron querer de la audiencia. En "Son Amores", del 2002 al 2004, encarnaría a Delia y se la vería ininterrumpidamente en pantalla durante dos años. Este último año su rostro asomó también en "Los Amores de Papá", como Chela.  En el 2006, volvería a llevar el nombre de Carmen para varios capítulos de "Sos mi vida"  al entrar pisando fuerte como Angelia Corrales Fustino de Montefusco en "Valientes" (2009), si bien se la vio en un solo capítulo. demostró sus quilates a la hora de hacerse valer como actriz. Pese a esto, desde hace dos años no hemos sabido nada más de ella en los medios y es muy triste, porque Patricia puede ponerse en la piel del personaje que le den. Su carrera puede atestiguar por ella.

   Dicen que actualmente, tiene una panadería familiar en  Dock Sud, en sociedad con su hijo y aunque nos parece un dato simpático y la aplaudimos por dedicarse actualmente a un rubro tan noble, desde aquí le decimos que la extrañamos en la tele y nos gustaría volver a disfrutar de sus especialisimos personajes...Sino, el mundo del espectáculo "está en el horno", si se me permite el chascarrillo fácil, chabacano y pasado de moda (pero me lo dejaron picando).

 

Vanesa.

 

FOTOS: 1- Patricia Castell como tapa de "Mundo Argentino" , del 23 de Junio de 1951.FUENTE: Internet. 2-Patricia Castell como "la directora Ezcurra" en la presentación de "Señorita Maestra" (1983) FUENTE: Colección propia.  3. Patricia Castell como "La directora Ezcurra" FUENTE: Figuritas "Señorita Maestra" (1984)

 

   

 

  

{
}
{
}

Comentarios Con cara de autoridad: Patricia Castell.

Hola Vanesa
Si bien seguimos en contacto por el facebook - soy Gustavo Ronzitti, Disraeli es mi alter-ego- te quiero decir que seguimos entrando en la página de Jacinta, y como yo muchos otros se van a seguir prendiendo. Que no decaiga la cosa y entre todos vamos a ayudar a mantener este espacio.
Y quería dejar mi comentario sobre Patricia Castell porque es una gran actriz, con una vasta trayectoria. Siempre fue una persona de muy bajo perfil y alejada de toda la mediatización que hoy reina en la TV Argentina. Tal vez por eso no ha tenido el reconocimento que merece.
Pero con solo ver en la cantidad de tiras que participó nos tenemos que sacar el sombrero ante esta actriz de primer nivel.
Un gran saludo y besos.
Gustavo

Deja tu comentario Con cara de autoridad: Patricia Castell.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre